Argos, empresa de cemento de Grupo Argos, continúa posicionándose como un aliado estratégico de sus clientes y aportando a hacer realidad los sueños de progreso de los países donde tiene presencia. Actualmente, la compañía participa como proveedor del cemento necesario para la construcción de la Estación Espacial Ariane 6, la obra de infraestructura más emblemática que se construye en la Guayana Francesa. 

Para este proyecto, que va en un cerca de 90% de ejecución, que se espera finalice en 2019 y que haga su lanzamiento inaugural en 2020, Argos despachará en total cerca de 54.500 toneladas de tres tipos diferentes de cemento con altos niveles de resistencia y requerimientos técnicos avanzados, entre los que se destacan el suelo cemento o road binder, una solución estabilizadora de terrenos que es usada por primera vez en una obra de este tipo, y algunos cementos resistentes a sulfatos.

Ser los mejores aliados de nuestros clientes y trabajar todos los días para brindarles soluciones extraordinarias nos ha permitido ser parte de algunas de las obras más emblemáticas de los diferentes países donde operamos. Nuestra participación en esta obra no solo nos enorgullece por su relevancia e impacto para el mundo, sino que nos emociona saber que dentro de Argos desarrollamos productos sorprendentes e innovadores que se ajustan a las particularidades de cada proyecto”, expresó Camilo Restrepo, vicepresidente de la Regional Caribe y Centroamérica.

Los directivos de Argos destacaron que con el Suelo cemento se construyen las vías por las que serán transportados los cohetes. El suelo cemento brinda la posibilidad de tener rutas capaces de atender las exigentes condiciones de tránsito de este proyecto y su aplicación permite el rápido uso de las mismas, lo que ahorra tiempo y costos al constructor. Asimismo, permite el uso de materiales de la zona, lo que reduce el impacto económico y ambiental asociado a la explotación, transporte y disposición de este tipo de materiales. Por lo anterior, existe una reducción de CO2. En cuanto al Cemento SR3, hace posible la producción de concretos resistentes a ataques químicos y físicos, como por ejemplo combustión de gases, agua alcalina, etc. 

El cemento de Argos será utilizado en la construcción de todas las obras necesarias para la plataforma de despegue del cohete, así como para una base móvil de 90 metros de altura (el cohete tendrá 70 metros de altura), el edificio de ensamblaje del cohete y vías, numerosas estructuras para las redes eléctricas, tuberías, etc.