La administración municipal del pueblo de la Loza está llevando a cabo una campaña con la que pretende beneficiar a algunas escuelitas de la localidad.

Por: PAOLA ANDREA GIRALDO VALENCIA

COMUNICACIÓN SOCIAL UCO, andrea.giral99@gmail.com

La institución educativa El Progreso, ubicada en la vereda Camargo, es uno de los 14 establecimientos educativos que en tres meses serán beneficiados de los recursos provenientes de la campaña lanzada desde la administración municipal de El Carmen de Viboral llamada “Lleva una escuelita más cerca de tu corazón”, y que posibilitarán la mejora de las instalaciones académicas.

La Escuela le apuesta a la educación ambiental. Por eso, este año los educadores tienen en mente fortalecer la estrategia de su huerta escolar mediante la siembra de platas nativas y semillas de la región que del mismo modo puedan comercializarse y así incentivar a los estudiantes al emprendimiento.

La escuela Camargo cuenta con un aproximado de 90 estudiantes, entre siete y catorce años, que cursan la básica primaria. Adicionalmente, la escuela también es habitada por los niños y niñas de primera infancia, sus madres y la población del adulto mayor, además de otro tipo de programas, como los desarrollados por la Junta de Acción Comunal.  “La escuela no solo es un espacio de los niños: es de toda la comunidad.  Allí se hacen las eucaristías, las reuniones importantes y algunos eventos deportivos que benefician a toda la vereda.  Por esto, sería importante que la atendieran.  Por ejemplo, la cancha deportiva está en muy mal estado”, afirma Jenny Leidy Hernández Salazar, habitante de la localidad desde hace dieciocho años.

Dicho centro educativo ya ha afrontado varias transformaciones desde hace tres años, cuando el docente Andrés Felipe Restrepo llegó al plantel y se encontró con una institución un poco triste y apagada, además de una comunidad poco vinculada con la misma.  “Pero con el paso del tiempo, y con el hecho de que el equipo docente nos hemos puesto en la tarea de pintar algunos espacios y plantar un jardín del que todos puedan disfrutar, se ha visto un cambio en la percepción de los estudiantes y la comunidad”, asegura el docente.

No obstante, según el educador, la escuela requiere de unidades sanitarias dotadas adecuadamente para atender las necesidades de los estudiantes.  Asimismo, es indispensable el control de humedades en algunas aulas y sectores del establecimiento. “La placa deportiva es bastante antigua.   Aunque contamos con una buena dotación tecnológica, en ocasiones no podemos utilizarla debido a las fallas de la red eléctrica”, añade el docente, al tiempo que enfatiza en otras necesidades no tan urgentes, pero igualmente importantes, como la construcción de una rampa que facilite el acceso de la población mayor y discapacitada, y barandales que les permitan llegar directamente al aula.

“El hecho de que no haya iluminación en el parque infantil es un riesgo para que los niños puedan jugar y distraerse” indica Adriana Valencia, madre de familia.

“Pensarse la escuela también con espacios más módicos, más alegres, más óptimos facilita también los procesos de aprendizaje, precisamente porque condiciona de forma positiva la actitud de los chicos y de las familias y empieza a transformar también la mirada que tiene la comunidad, la vereda y sus habitantes respecto a la escuela. La idea es poder pensar la escuela como un recurso de puertas abiertas porque no solo es un espacio para enseñar las competencias de la básica primaria sino también para la transdisciplinariedad comunitaria y es de ahí desde donde se pueden transformar muchos asuntos”, enfatiza el docente.

Solo el comienzo

John Fredy Quintero, alcalde de El Carmen, aclara que, si bien por ahora se tienen contempladas 14 instituciones, no quiere decir que no se vayan a atender los demás centros que quedaron por fuera. “Aquí lo que se está haciendo es una gestión social y parte de nuestra voluntad.  El objetivo es abonar esfuerzos entre la comunidad, la parte docente y obviamente nosotros como administración y también la banca privada para aportar nuestro granito de arena y que realmente avancen estas comunidades”, agrega el mandatario, quien explica que dichas instituciones fueron escogidas después de un adecuado diagnostico en términos de necesidades. “Es un proyecto que está planteado para los primeros 100 días de gobierno; después nos pondremos la meta de intervenir otras instituciones.  Desde ya esperamos que resulten más voluntarios para esta tarea”, complementa el funcionario, quien finaliza invitando a la comunidad a que se vincule a esta iniciativa con cualquier tipo de aporte, ya sea económico o material.