El pasado 23 de abril se realizó en la Universidad Católica de Oriente el Foro: “Medios de Comunicación Locales: aportes a la construcción social y de identidades”. Dicho evento estuvo a cargo de estudiantes y docentes del programa de Comunicación Social UCO, al cual fueron convocados representantes de los principales medios de Comunicación del Oriente cercano.

El foro dio inicio con la conferencia central, por parte de Antonio Roveda Hoyos, Comunicador Social y Periodista de la Universidad Externado de Colombia, quien en su ponencia manifestó algunos aspectos clave que, según él deberían cumplir los periodistas del contexto actual y que de algún modo no se están teniendo en cuenta en su entorno social. Algunos de estos aspectos, invitaron a repensar las ciudadanías en ámbitos locales, de manera que así se pueda contribuir con el diálogo social como escenario de democracia, participación, inclusión y pluralidad.

De otro modo, Roveda habló de la importancia de promover desde los medios un verdadero discurso de paz y de aceptación de la diversidad, sin emular/imitar los lenguajes, personajes y formatos de los medios masivos y para lograrlo se hace necesario no reproducir las agendas informativas de estos medios. Finalmente se hizo un llamado a superar la tiranía del rating y la violencia como espectáculo.

Posterior a la intervención del conferencista invitado, hubo dos momentos relevantes en el evento. Se desarrollaron dos paneles de discusión que pretendían analizar el contenido narrado por los medios de comunicación y el deber ser de estos medios frente a lo urbano y lo rural. Los medios de comunicación estudiados correspondieron a los municipios de El Carmen de Viboral, El Retiro, El Santuario y Rionegro.

Respecto al análisis urbano, se encontró que en municipios como El Carmen de Viboral los medios hablan de personajes, deportistas, líderes comunitarios y la forma cómo estas personas han tenido fuerte incidencia en su localidad. Por su parte, en municipios como El Retiro y Rionegro, el contenido mediático sólo hace alusión a temas de infraestructura, calles, inversión, inseguridad y expansión urbanística, que si bien son parte importante para el progreso de un territorio, dejan de lado el factor humano, en este caso la comunidad.

La pregunta que queda en el aire es, ¿qué pasó con lo rural? Porque es de anotar que el municipio que más se destacó por poner como centro al campo fue El Santuario, los demás municipios, al incluir la ruralidad en sus publicaciones, esta vez se rajaron; de modo que los medios de comunicación quedan con una tarea pendiente, y es la de volver a la comunidad, a la crónica, a poner a conversar al campesino y al “citadino”, si así lo queremos llamar. Así y sólo así podremos hablar de los medios al servicio de las personas, y no de las personas al servicio de los medios.