Con motivo de la celebración del Día de la Tierra, 45 jóvenes Rotaract de diferentes Clubes realizaron una jornada de reforestación en un predio de la Vereda La Hondita, del municipio de Guarne, que hace parte de lo que será la Reserva Forestal Tahamíes, área que está en grave riesgo de erosión por su cercanía a la autopista Medellín – Bogotá, en donde hay una alta presión por el suelo para actividades industriales y comerciales.

La campaña que fue coordinada por Luis Mateo Cardona Aristizábal, miembro del Club Rotaract Medellín, ingeniero Ambiental que trabaja en la Subdirección de Planeación de Cornare, contó con el respaldo de los Rotarios de Rionegro, Guarne, El Carmen de Viboral y algunos de la ciudad de Medellín, lo mismo que de la Secretaría del Medio Ambiente y el Concejo de Guarne, y de EPM que donó la mayoría de las plantas.

Rotaract es un movimiento mundial integrado por jóvenes entre los 18 y 30 años, cuyo objetivo es la capacitación en liderazgo a través del servicio a la comunidad y son patrocinados por los Clubes Rotarios. La siembra de árboles que se realizó en la Vereda La Hondita atiende a una petición del Presidente de Rotary Internacional, Barry Rassin, quien cuando se posesionó el año pasado manifestó que cada Rotario debería sembrar mínimo un árbol durante el año.

El predio fue escogido por el interés de sus propietarios en proteger la zona como lo hicieron sus ancestros y porque se pretende explotarla para el Ecoturismo, labor que es complicada porque la zona, debido a su cercanía con la autopista Medellín – Bogotá, está sufriendo cambios en el uso del suelo, pero la comunidad campesina que la habita quiere conservarla para el disfrute de la comunidad como destino turístico y ecológico.

Cardona Aristizábal informó que se sembraron especies nativas como Barcinos, Cagualos, Quimulas, Dragos, que son especies nativas de alto crecimiento, con las cuales se busca proteger las riveras de la quebrada La Honda, pues en esa zona se evidencia un proceso erosivo y esperamos que estas especies ayuden a amarrar el suelo para que no se pierda el espacio que se pretende sea para el disfrute de la comunidad, ya que donde se sembraron los árboles, las personas usan el área para la recreación y el esparcimiento y se está perdiendo por las crecientes de la quebrada y por la falta de protección, por lo que se espera que el municipio realice acciones complementarias para proteger el área. Se plantaron 200 árboles con la participación de 45 Rotaract de Rionegro, El Carmen de Viboral Guarne, Itaguí y Medellín, en el marco de la celebración del Día de la Tierra.

La zona que se pretende proteger es estratégica porque la quebrada La Honda es un afluente de la quebrada La Mosca, que llega al embalse de El Peñol y además parte de sus aguas es aprovechada por EPM para surtir al embalse de Piedras Blancas, que hace parte del sistema de acueducto que abastece a Medellín y su área metropolitana.