Sembrar árboles es un símbolo del
compromiso con el ambiente y representa la esperanza de mejorar nuestro entorno. Este sueño sigue siendo nuestra motivación y la de más de 20 empresas, instituciones, Organizaciones No Gubernamentales y personas de la comunidad en general, que este año se han unido a Cornare para sembrar árboles y cuidar los plantados en años anteriores, con lo que en el primer semestre de 2020 ya se ha logrado la siembra de 506.109 árboles en la jurisdicción. ¡Vamos con toda!

Este indicador hace parte de la estrategia “Sembrar Nos Une” y de la meta que se propuso para el cuatrienio de sembrar 4 millones de árboles en el territorio Cornare, con el apoyo de los municipios de la jurisdicción, la Gobernación, entidades del sector público, del sector privado, educativo y las ONG.

Y es que no solo estan sembrando árboles, pues, a pesar de las consecuencias que ha representado la pandemia del covid-19, a la fecha también avanzamos con el 48% de la meta de restauración de ecosistemas para 2020, gracias a las 488 hectáreas en las que hemos iniciado procesos de enriquecimiento con especies promisorias, restauración de corredores de conectividad ecológica, restauración activa y pasiva en ecosistemas estratégicos, reconversión productiva a través de agroforestería y silvoastoreo.

Para lograrlo, ha sido fundamental el compromiso de la comunidad y de los aliados mencionados, que pese a las dificultades han continuado con su compromiso férreo por nuestra casa común. “Además, se destaca la responsabilidad de cuidar los arboles sembrados, y es ahí donde queremos enfatizar, porque no solo es sembrar, también hay que cuidar lo sembrado para que realmente tengamos un impacto positivo en el futuro”, expresó Javier Parra Bedoya, Director General de Cornare.

Uno de los ejemplos a destacar es el de la Hacienda El Descanso, ubicada en el Magdalena Medio antioqueño, que ya cuenta en su haber con 50 mil árboles sembrados entre el 2019 y 2020. El trabajo de esta hacienda ganadera ha sido un esfuerzo en colaboración con la Autoridad Ambiental y las empresas cementeras de la región.

“Está en nuestra política corporativa la siembra del 10% de la totalidad de la tierra, con procesos de reforestación como parte de compensación y del cambio que tenemos que dar todos para ir transformado el planeta”, cuenta Carlos Palacio, propietario de la Hacienda y representante de los ganaderos de la zona. Agregó que los resultados de esta empresa vienen acompañados de una pérdida baja de árboles y un índice de crecimiento muy bueno, además de un aprendizaje en materia de control de plagas.

Para Julián Vélez Vallejo, Gerente de Reforestadora Los Retiros S.A.S, se trata de un compromiso personal y corporativo, por eso desde hace 12 años la Junta Directiva de la compañía decidió apostarle a la siembra como medida de compensación, que a la fecha les ha permitido restaurar 115 hectáreas de bosque nativo, además de contar con su propio vivero en la finca Fizebad, con el que apoyan voluntariamente iniciativas de restauración en todo el territorio y en el que han producido 220 mil árboles nativos de la zona.

«Hemos sembrado en las riveras de las quebradas y creado complementariamente corredores biológicos para las especies que habitan en las fincas de la Reforestadora. Pero también plantamos los bosques que complementan el negocio con lo que damos un mensaje a las empresas para que compren madera legal como responsabilidad ambiental con el planeta”, explicó Vélez Vallejo.

Otros aliados estratégicos han sido el Ejército con el Grupo de Caballería Mecanizada No 4 – Juan del Corral, el Batallón de Desminado Humanitario, la Fuerza Aérea, los Carabineros y la Policía Ambiental, quienes en conjunto han sembrado y cuidado más de 60 mil árboles en estos primeros siete meses.

Desde Cornare también extienden un agradecimiento a las empresas y organizaciones que se han vinculado este año con material vegetal, proyectos, convenios y siembras en el territorio como son: Fundación grupo Argos, Asocolflores, Vivero Tierra Negra, Vivero El Capiro, Epm, Isagen, Masbosques, los 26 municipios de la jurisdicción, la Universidad Nacional, la Universidad Católica, el Vivero Santa Elena, Ecoflora, la Parcelación Lagos de Compostela, la Parcelación Bosques Fizebad, Porkcolombia y sus aliados, y a todos los ciudadanos que voluntariamente han asumido el compromiso de sembrar y cuidar árboles nativos.