El gobernador Aníbal Gaviria Correa hizo entrega al rector de la universidad Eafit, Juan Luis Mejía Arango, del Escudo de Antioquia, categoría Oro, máxima distinción que otorga la Gobernación de Antioquia. “Es una satisfacción ponerlo como ejemplo y referente para Antioquia y para el país”, dijo el Gobernador haciendo alusión a la gestión al frente de este centro universitario que ha dirigido durante casi 17 años, a su voluntad de servicio y a su profundo conocimiento de nuestra historia y nuestras raíces, lo que le da la capacidad de hacer aportes valiosos e importantes para proyectar el futuro del departamento e invitó al rector, quien está próximo a dejar su cargo, a continuar haciendo aportes para avanzar en el diálogo y la proyección de la visión y el sueño colectivo de Antioquia al 2040.

Aníbal Gaviria agradeció a la vida haberle permitido exaltar la obra de Juan Luis Mejía, tanto por sus grandes méritos como rector y como ciudadano, como por reconocer la gestión de quien ha dirigido con éxito la universidad donde él mismo realizó sus estudios de educación superior.Por su parte, el rector aseguró que esta distinción recibida de parte de la Gobernación de Antioquia tiene un significado de gratitud a pesar de tener muy claro que siempre ha trabajado por el cumplimiento del deber sin esperar recompensa: “Recibir este Escudo de Antioquia me refuerza mi identidad, mi cariño por esta tierra y mi gratitud por la generosidad del Gobernador. Estoy conmovido, agradecido y honrado”, expresó.

A la invitación a aportar a la construcción de la agenda de futuro para Antioquia respondió que está dispuesto a hacer todo lo que esté a su alcance para aportarle a Antioquia. “Sentarnos a pensar qué va a ser de esta región en los próximos años es un reto apasionante, yo con todo gusto lo acompañaré pero desde mi retiro. Uno renuncia y deja, y yo no puedo dejar a Eafit, casi 17 años en Eafit, ya está incrustado en mi alma y yo no puedo renunciar a Eafit”, expresó indicando que para él renunciar es dejar, en cambio retirarse es seguir aportando desde afuera.