Cañón del Río Melcocho.

 

 

 

 

 

 

Cañón del Río Melcocho.

El Santuario – Antioquia, 15 de julio de 2020. Los maravillosos paisajes que enmarcan los Cañones de los Ríos Melcocho y Santo Domingo, su riqueza natural y su biodiversidad propiciaron la declaratoria de esta zona como Reserva Forestal Protectora Regional (RFPR) con un poco más de 26.500 hectáreas. Sus atractivos generaron la llegada del turismo cada vez con más afluencia de diferentes partes del mundo y por eso Cornare lidera la creación de un proceso ordenado vinculante, con el fin de conservar sus recursos naturales y potenciar el turismo de naturaleza en la zona.

Así nace el Centro de Atención, de Información y Cultura Ambiental “CAICA”, en la reserva, un proyecto en el que se articularon esfuerzos para la implementación de esta estrategia que busca justamente generar un proceso ordenado con la participación de las comunidades que habitan estos sitios de importancia ecosistémica con potencial ecoturístico en la jurisdicción.

En la RFPR Cañones de los Ríos Melcocho y Santo Domingo se realizará el piloto de esta iniciativa, debido a la creciente demanda del turismo en la reserva. El CAICA ofrecerá a las comunidades herramientas para la adecuada construcción de la cultura ambiental y fortalecerá las capacidades del sector turístico en los cañones tanto en bienes como en servicios, y sus comunidades serán quienes lideren el proceso, con emprendimientos sostenibles que se articulen con la sostenibilidad.

“Queremos que los Centros de Atención y Control Ambiental sean un mecanismo de apropiación comunitaria, en los que la misma comunidad genere procesos de educación con los visitantes del área protegida. Lo que esperamos es desarrollar un punto de encuentro a donde la gente interesada en conocer este patrimonio natural llegue en primera instancia antes de acceder al río o a los demás recursos”, explicó David Echeverri, Coordinador del Grupo Bosques y Biodiversidad de Cornare.

Agregó que el CAICA, que será construido a través de talleres de bioconstrucción, brindará a los ecoturistas información sobre las bondades del área protegida y lo mejor es que podrán ser atendidos por las personas de la zona, quienes les puedan garantizar elementos para hacer un buen uso de los recursos. “Vamos a unirnos con estrategias de turismo comunitario, a vincular a las autoridades que también protegen y a los prestadores de servicios turísticos para articularnos y hacer un turismo más sostenible”, puntualizó Echeverri.

En ese mismo sentido, Aldemar Valencia, un Cercano de Cornare de la vereda Alto Bonito en Cocorná, opina que “es un proyecto muy importante para controlar la entrada del turismo y cuidar el medio ambiente, sobretodo en estos tiempos donde debemos cuidarnos y cuidar el entorno”, dice.

El CAICA es, además, una proyección para que el turismo pueda realizarse cumpliendo parámetros de bioseguridad una vez sea reactivado el sector, ya que se convertirá en un espacio de gestión del conocimiento, en el que confluyan la cultura ambiental entre los visitantes, la comunidades y los entes territoriales. El ecoturismo requiere cultura y responsabilidad, es tarea de todos cuidar nuestros patrimonios naturales.

La inversión inicial será de $150 millones, $112 millones de Cornare y $30 millones de los municipios que se unen a este proyecto que son El Carmen de Viboral, Cocorná, San Francisco y de Masbosques que también aporta para que se lleve a cabo este piloto que espera ser replicado en otros lugares estratégicos del territorio.

Este viernes 17 de julio será el lanzamiento oficial del programa a través de transmisión por las redes sociales de Cornare.