Con el fin de establecer una red de aliados, que promueva la competitividad de la actividad turística en Antioquia, se realizó el Comité Departamental de Seguridad Turística.

Del Comité participaron el Viceministerio de Comercio, Industria y Turismo, las dependencias departamentales con injerencia en la seguridad y la promoción del turismo, la fuerza pública y las alcaldías municipales, además de varias entidades del gremio (Anato, Cotelco y la Red de Corporaciones de Turismo) y los aeropuertos.

La convocatoria del Comité coincide con una de las temporadas de mayor flujo de turistas, como es la Semana Santa, en la que el territorio se prepara para atender la demanda, como destino turístico.

Una de las grandes conclusiones del Comité es que el turismo no lo hacen solo los operadores, sino que es indispensable la articulación de estos con las autoridades y la comunidad. En este sentido, el secretario de Productividad y Competitividad, Juan Manuel Valdés Barcha invitó a ser proactivos y destacó el crecimiento del 12% en llegada de extranjeros que registró Antioquia durante 2018 y el beneficio que traerá al turismo la próxima puesta en operación del Túnel de Oriente, que dejará el aeropuerto internacional José María Córdova a 18 minutos de Medellín.

Por su parte el viceministro de Turismo Juan Pablo Franky Marín destacó la seguridad como base del turismo, para lo cual el Plan Sectorial 2018 – 2022 prevé, entre otros aspectos, la creación de una Red de Participación Cívica, cuyo piloto propuso que se realice en Antioquia, el fortalecimiento de la policía de Turismo y el uso de la tecnología en beneficio de la seguridad.

De igual manera, el teniente coronel Jaime Perdomo, de la Policía Nacional, adjuntó que la seguridad no solo debe ser en las vías y en el territorio frente a grupos armados o delincuentes, sino que involucra la reglamentación, la formalización, la prevención de la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes – ESCNNA, la divulgación de información veraz y precisa y la gestión de un turismo sostenible, que construya y no destruya.

Otros de los temas abordados fueron: la migración ilegal, que afecta sobre todo a municipios de Urabá; el análisis de la capacidad de carga de los destinos; el control, regulación y formalización de las plataformas que ofertan y promocionan servicios de turismo; la seguridad vial, la señalización turística del territorio y el buen comportamiento en las vías; la sensibilización a los turistas para que cuiden los sitios que visitan; la situación de los guías de turismo a quienes se les exige tarjeta profesional y Registro Nacional de Turismo; y los cobros jurídicos injustificados por pago de derechos de autor. Frente a estas dos últimas situaciones, el Viceministro Franky Marín anunció la revisión de la normatividad, para suavizar los requisitos y encontrar un sano equilibrio.