Andrea Gutiérrez López es una mujer de 35 años que ha forjado su vida en la música. Nació en Medellín, pero debido a la guerra, a sus 13 años llegó a Rionegro donde actualmente dice que se siente más rionegreros que nunca.

Andrea comenzó su carrera musical explorando generos como la balada o la música de planchar, de hecho, en el colegio la reconocía como “la chica que cantaba Adiós Chico de mi Barrio”. Luego de esto, estuvo en varias orquestas de música tropical hasta que un día creó su propio emprendimiento y agrupación, realizando un dueto con su hermano que se llama “Eclipse”, el cual actualmente tuvo algunos cambios con sus integrantes ya que su hermano salió.

Ya con casi 20 años de carrera musical, Andrea ha tenido muchas satisfacciones, entre ellas, llevar música a diferentes municipios alejados. “Llevarle música a los niños en navidad, cantamos con ellos la novena cada año, entonces está es una de las grandes satisfacciones que la música me da porque no solamente estoy dando algo, sino que estoy recibiendo mucho de todas estas personitas que, con solo verlas sonreír, cantar, bailar, pues ya para uno es una satisfacción muy grande”, así lo expresa la artista.

Sin duda alguna, Andrea es una mujer muy inquieta y trabajadora, pues cuenta que ha sido comerciante, secretaria y ahora, trabaja como docente en la Casa de Cultura de Rionegro dando clases de iniciación musical a los niños y técnica vocal.

Además, Andrea ha participado en diferentes concursos siendo primer lugar en un concurso de la Universidad de Antioquia en el 2004 en categoría solista, también en los Festivales de la Canción, en colegios entre otros. Por eso, se espera que esta artista siga creciendo en su proceso musical, pues ya con sus años de experiencia confirma que es una mujer llena de talento y metas muy claras.