Por Mary Vega

Javier Bedoya es un famoso artista plástico nacido el 5 noviembre 1961 en el municipio de Santuario, Risaralda, Colombia. Desarrolla su labor como pintor, dibujante y grabador autodidacta de estilo neo-impresionista, donde el eje central de su pintura es erotismo femenino. 

Su historia de vida y obra ha llamado la atención de Colombia Más Positiva; por ello, nos hemos contactado con Javier Bedoya para hacerle una entrevista y nos permita conocerlo más de fondo.

Cuéntanos de tu infancia, tus padres, tu familia. ¿Qué recuerdas de aquella época?

Provengo de una familia de campesinos agricultores, de pocos recursos económicos. Yo tenía que trabajar desde niño, por lo tanto fue difícil comenzar en los caminos del arte. Por atender los compromisos propios del trabajo en el campo me quedaba poco tiempo para el arte, tenía disponible los sábados y los domingos, así que en vez de jugar como lo hacían los demás niños de mi edad yo dedicaba ese fin de semana a mi pasión: Dibujar. De esta manera, poco a poco, fui desarrollando destrezas, adquiriendo conocimientos a través de la lectura, fue un lento proceso basado en la constancia y el sacrificio.

¿Además de artista plástico tienes o te dedicas a otra profesión?

Dedico todo mi tiempo al arte. 

La pregunta de cajón, ¿el pintor nace o se hace?

El artista nace, lo que va adquiriendo con el tiempo son herramientas que le ayudaran en su proceso, manejo de materiales, conocimientos técnicos y teóricos que facilitaran su labor, estudios y conocimientos solo fortalecen lo que ya trae de nacimiento.

¿Qué fue lo que impulsó a ser pintor?

Ingresé al mundo del arte por necesidad, las labores del campo se me hacían muy difíciles y mal remuneradas, por ello abandone mi pueblo en 1982 y me radiqué en Medellín, cuando tuve la oportunidad de entrar al mundo del arte no lo dude, para esa época ya tenía ciertos conocimientos, algunas obras y dibujos y hasta hoy continuo ahí.

¿Cómo empezó y cuándo supo que ser artista plástico era su vocación?

Cuando inicié a hacer mis primeros dibujos y pinturas sentí fascinación por lo que hacía, sentí que ese era mi mundo, mi universo, y me entregue a este oficio en cuerpo y alma hasta el día de hoy.

¿Recuerdas tu primera obra?

Mi primera obra fueron unas orquídeas, me encontré una lámina y realicé una copia de esas flores. Quedó hermosa.

¿Algún pintor te inspiró?

Recuerdo que mis primeros dibujos eran inspirados en la obra de Rembrandt, era mi pintor favorito, y por varios años utilicé mucho de su claroscuro.

¿Qué papel Juega tu familia en el campo artístico?

Mi familia siempre ha sido mi soporte, mi apoyo desde el comienzo, han sido los que siempre han estado a mi lado apoyándome, dándome ánimos y eso es vital para alcanzar las metas.

¿Eres un artista prolífico, cuantas obras calculas que has realizado?

Desde que comencé a pintar, sentí cierta habilidad con el manejo de los materiales, esto me facilito hacer obras con cierta fluidez y rapidez, creo que son más de 20.000 obras.

¿Es fácil ser pintor toda la vida?

Cuando uno ama lo que hace no es difícil ser pintor toda la vida, es mi mundo y es lo que sé hacer.

¿Es posible ser un artista con menos intensidad?   

Yo creo que esto ya es como cada artista siente su oficio. Desde mi universo, siento que esto es mi todo, dedico todo el tiempo al arte, esto se convierte en una pasión que no puedes controlar, siempre hay proyectos, nuevas cosas para hacer y no puedo bajar la intensidad.

¿Te consideras un pintor realista?

Sí, siempre me ha fascinado el realismo, es lo que me gusta y siento, por este lado me queda fácil expresarme.

¿Te interesa terminar adoptando un estilo fácilmente reconocible o eres de los que les gusta la experimentación constante?

En mi taller siempre estoy experimentando con nuevas cosas, materiales, formas, texturas, siempre me estoy reinventando y estudiando nuevos referentes; eso sí, dentro de lo que me gusta y sin salirme de lo mío que es lo figurativo.

Sabemos que has salido varias veces de Colombia a exponer tus obras, ¿Es fácil para ti como artista plástico promocionar tu trabajo artístico fuera del país? 

He viajado cuando he podido hacerlo y no se me ha dificultado mucho, aunque el colombiano es mirado con mucho recelo en los demás países.

¿Cómo ha sido tu experiencia como pintor? 

Desde mis comienzos en mi pueblo natal tuve algunos reconocimientos, menciones especiales, que impulsaban mi trabajo, con los años he recibido distinciones, algunas por habilidad en el manejo de los materiales, algunas menciones de honor en exposiciones nacionales e internacionales algunas por el contenido de la obra, por su mensaje o calidad técnica.

Todos los reconocimientos son importantes para mí, me motivan a seguir en mi labor como artista y significa que mi obra gusta, que voy por buen camino. Recuerdo con cariño algunos logros como:

2020 Reconocimiento otorgado por la Universidad Surcolombiana, Neiva Colombia.

2019 Reconocimiento honorifico MAI Colombia, Bogotá Colombia. 

2019 Mención de honor, exposición homenaje a Gabriel Garcia Márquez, Medellín. 

2018 Mención de honor, Exposición colectiva Melaka Art Gallery, Bogotá, Colombia. 

2017 Mención de Honor, Exposición México lindo y querido, Universidad Autónoma de Sinaloa, Culiacán México.  

2017 Primer festival internacional de arte sin fronteras, MACH, Neiva Huila Colombia.

¿Algún hecho que haya marcado tu vida?

Son muchas las cosas que lo van marcando a uno , tantos acontecimientos  y tan variados que tomar solo uno es difícil,  pero un hecho que fue decisivo cuando tenía 12 años mi padre nos abandonó y siendo yo el mayor de 6 hermanos me toco asumir la responsabilidad. Creo que esto determinó lo que sería mi futuro como persona y como artista.

¿Cuáles son las limitantes tiene un artista en Colombia?

Sin duda todas. Un artista en Colombia surge por sus propios medios y venciendo miles de obstáculos, el apoyo estatal es nulo para los artistas, y se le puede sumar que es marginado, no hay proyectos por parte de los políticos que abriguen y apoyen al artista plástico. Son incontables las veces que el artista es buscado para que done sus obras para actividades altruistas y en mi caso lo hago feliz, pero las políticas culturales somos olvidados completamente.

La profesión de artistas la sacamos adelante literalmente solos, y si le sumamos que los que compran arte lo hacen de una forma casi inhumana solo pensando en explotar el trabajo del artista.

Tu relación con la red es amplia, gracias al internet tuve la oportunidad de conocer tu obra. Hoy día es casi imprescindible esa socialización en la red para la promoción de artistas emergentes y con trayectoria. ¿Qué pros y qué contras tienen?

He manejado las redes a mi favor teniendo en cuenta que hoy se hace todo a nivel global , lo que publicas aquí hoy se ve en todo el mundo y eso hay que explotarlo, la mayor parte de mi trabajo la publico en las redes sociales y eso es positivo. No sabría en este momento hablarte de algo en contra.

¿Es fácil desde Medellín integrase al mundo intercultural con otros países?

Hoy si es fácil esa interrelación con otros países porque como te decía antes estamos conectados por las redes universalmente. Hay miles de convocatorias a nivel mundial que nos llegan a los artistas, ya nosotros podemos decidir en cuales participar.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere empezar en el mundo de la pintura?

Mi experiencia me ha enseñado que si quieres llegar lejos y conseguir tus metas, este oficio requiere mucha disciplina, entrega, pasión, no es una profesión en la que logres objetivos trabajando de vez en cuando. Es triste también admitir que es una labor en la que estarás solo, tienes que estar dispuesto a lidiar con eso, tengo que admitir que el abandono estatal y social al artista es constante en el tiempo es un tema que aprendemos a manejar con el tiempo. 

¿Algo que quieras agregar?

Independientemente del abandono y las dificultades a las que nos vemos

enfrentados los artistas, este es nuestro medio de expresarnos, es nuestro lenguaje con el mundo, los artistas además somos cronistas de nuestra época, a través de nuestro colores y trazos contamos historias, trasmitimos realidades y sueños que el común de la gente no ve pero interpreta y nosotros nos debemos a ellos, a la gente; el trabajo de un artista sin el público no sería nada.

Por supuesto dar las gracias a Colombia más positiva y a sus lectores por permitirme compartir detalles de mi vida y mi trabajo