En la década de los 80s, “Tiburón” fue una de las trilogías más taquilleras del género de terror y 30 años después vuelve a la pantalla grande con un título renovado: “Megalodon”, en alusión a uno de los depredadores más grandes del océano que hayan existido jamás, el monstruo marino de 20 metros, que existió en el período cenozoico.

La trama de esta cinta se centra en el lugar más profundo del planeta, todavía más hondo que la propia fosa de Las Marianas. Allí, un grupo de investigadores que realiza una expedición en un submarino hace el descubrimiento de sus vidas, encuentran un mundo completamente nuevo donde es posible que habiten especies marinas inimaginables. Pronto verán con sus propios ojos una gigantesca criatura que se creía extinta, se trata del Megalodón, que existió aproximadamente entre 198 y 26 millones de años atrás, durante el Cenozoico.

La tripulación de esta expedición correrá entonces un grave peligro, arriesgando su propia vida una vez más, para acabar con el mayor depredador del mundo, el mortífero Megalodon, antecesor del gran tiburón blanco. El submarinista especializado en aguas abisales Jonás Taylor (Jason Statham), pondrá en marcha una misión para rescatarlos antes de que sea demasiado tarde. “Megalodon” 2018 es una de las cintas más esperadas del año, según Forbes, esta podría ser una de las películas más taquilleras de los últimos tiempos, en el género terror –suspenso.

Su estreno será el próximo 16 de septiembre en todas las salas de cine del país.