‘Raya y el último dragón’ es la primera película de animación de Disney terminada en plena pandemia. Ambientada en el sudeste asiático, cuenta cómo una niña y una dragona vencen al mal con confianza y unión.

Una guerrera y una dragona en una tierra dividida y asolada por una amenaza mortal deben convencer a sus enemigos para unise a ellos y vencer al mal. Esta es la premisa de Raya y el último Dragón, la última creación Disney que llega hoy a los cines y a Disney+, previo pago de 29 euros, en España.

La película atesora varios hitos en la historia de la compañía: es la primera ambientada en el sudeste asiático; es la primera película estrenada tras la pandemia -y tuvo que acabarse en pleno confinamiento a distancia-; es la primera con una clara perspectiva de género en todos los ámbitos: las protagonistas -Raya y la dragona-, la antagonista (Namaari), las líderes de los pueblos divididos, pero sobre todo las soluciones propuestas dibujan realmente unos personajes femeninos poderosos y superan el estereotipo.