sdr
hdr

La vereda Fontibón está ubicada a escasos cinco minutos del centro de Rionegro, es paso obligado para las personas que viajan desde el casco urbano a veredas como Cuchillas de San José, Alto Bonito, Abreo, Abreito y El Carmín; su composición social está formada por alrededor de 230 familias, muchas de ellas arraigadas desde hace más de 50 años en el sector, no obstante, en la última década esta cifra se ha triplicado debido al asentamiento de diversos proyectos de vivienda, entre los cuales se destacan grandes construcciones industriales y edificios para vivienda.

El más destacado es el proyecto Manzanillos, un hermoso parque residencial, proyectado con 750 apartamentos, distribuidos en seis torres de 14 pisos. “El proyecto Manzanillos se construye en un lote de 24.770 m2, rodeado de bosques y un paisaje privilegiado en una área de más de 42.000 m2, que es el área de cesión. Disponemos de apartamentos y zonas para el desarrollo de actividades sociales, culturales y deportivas, inmersas dentro de una reserva boscosa con un generoso espacio, preciso para realizar actividades al aire libre. En la actualidad se cuenta con cuatro torres habitadas, de las seis proyectadas, en donde se aloja un promedio de 1.400 personas. La unidad residencial Manzanillos está dividida en tres etapas, cuenta con amplias zonas comunes para el disfrute y esparcimiento de su comunidad, brindando seguridad a sus habitantes gracias a un moderno sistema de vigilancia, el cual dispone de cámaras de alta resolución, permitiendo vigilar cada uno de los espacios con que cuenta la unidad. Es una de las primeras unidades residenciales de Rionegro que cuenta con un sistema de información en la nube, que permite comunicar y auditar todos los procesos operativos al interior de la urbanización, el cual es un gran aporte para la calidad del servicio”, según informó Wbeimar Guzmán, representante legal de la Empresa Consolidar HTC, la cual está a cargo de la Administración de este conjunto residencial.