Por Isabella Montoya Oquendo

La disciplina es el resultado de su carrera deportista. Danny Alejandro Diaz, a su corta edad ha logrado adquirir reconocimientos nacionales e internacionales que lo han llevado a progresar tanto a nivel deportivo como personal, “El karate es vida “así lo afirma este personaje.

Danny Alejandro Díaz no solo es un deportista, es un ejemplo de vida, porque demuestra que sus sueños son mucho más grandes que las dificultades que la vida le pone.

Es un deportista del municipio de Marinilla, tiene 23 años, por cuestiones de entrenamientos vive en Medellín. Muy dedicado, pues con su corta edad ha logrado obtener bastantes reconocimientos a nivel global y la disciplina es el valor que más lo caracteriza, Danny no se rinde, siempre intenta dar más.

La motivación para empezar a practicar esta disciplina nació principalmente por su primo, Estiven Arcila, como sus padres trabajaban constantemente, solía quedarse toda la tarde en casa de su primo, pero en las noches, su primo debía ir a entrenamientos de karate y en repetidas ocasiones Danny lo acompañaba. “Uno de los días que lo acompañe, se me acerco el profesor de Karate y me invito a hacer parte del equipo”, a lo cual accedí.

Al poco tiempo de pertenecer, se fue dando cuenta del potencial que tenía para este deporte, es por esto que empieza a ser muy constante y actualmente lleva más de 15 años de experiencia con esta disciplina.

El karate es vida y esto lo afirma este deportista, el cual lleva una trayectoria bastante amplia que le ha permitido llegar a ser Selección Colombia, la disciplina que tuvo le ha permitido evidenciar muchos de sus logros nacionales e internacionales como deportista.