– La Asamblea de Antioquia aprobó la ordenanza número 35 por medio de la cual se promueve la consolidación del corredor del Oso de Anteojos.

– Para ello, se realizarán acciones coordinadas por la Secretaría del Medio Ambiente de la mano de los entes territoriales, las autoridades ambientales y demás instituciones.

El pasado 13 de julio la Asamblea Departamental de Antioquia aprobó la ordenanza número 35 por medio de la cual se promueve la consolidación del corredor del Oso de Anteojos, (Tremarctos ornatus), en el Suroeste y Occidente de Antioquia como estrategia de conservación de esta especie de fauna silvestre que se encuentra en riesgo de extinción.

Para lo anterior se realizarán acciones coordinadas por la Secretaría del Medio Ambiente de la mano de los entes territoriales, las autoridades ambientales y demás instituciones públicas y privadas que permitan la restauración de los ecosistemas, protección, monitoreo y seguimiento de la especie y su hábitat.

Además se realizará la delimitación del corredor, ordenación de los usos del suelo para evitar la expansión de la frontera agropecuaria, educación a las comunidades de influencia directa e indirecta y promoción de prácticas agropecuarias sostenibles y de conservación.

Este corredor biológico hace parte de Sistema Departamental de Áreas Protegidas, SIDAP, establecido mediante ordenanza número 16 de 2015 que actualmente es en Antioquia la instancia articuladora de la gestión de la conservación de la diversidad biológica y demás elementos que hacen parte del patrimonio natural y geodiverso del territorio, trabajando de forma constante por la rehabilitación y restauración de ecosistemas degradados y la recuperación y protección de especies amenazadas.

Cabe resaltar que la conservación y restauración del corredor biológico del Oso de Anteojos debe propiciar oportunidades y generar espacios de trabajo colaborativo con los propietarios de los predios, cooperativas y asociaciones de productores con el fin de favorecer la conectividad entre ecosistemas e implementar herramientas de manejo de paisaje pertinentes que eviten el ataque entre osos y animales domésticos.