El sector del comercio es uno de los más afectados en estos momentos de Aislamiento Preventivo Obligatorio, almacenes de ropa, calzado, joyas, productos de belleza, entre otros, tuvieron que cerrar ante la cuarentena decretada por el Gobierno Nacional.

Y aunque la mayoría de los establecimientos no estaban preparados para una situación de tal magnitud, no dudaron ni un segundo en empezar a promocionar sus productos por internet, haciendo uso, incluso, de sus cuentas personales de Facebook e Instagram para seguir ofreciendo sus productos y servicios a los clientes fieles y a otros posibles compradores.

Supermercados y tiendas de barrio no se quedaron atrás y ante las ventajas que supone vincular su emprendimiento a internet, decidieron sumarse a esa lista de establecimientos que ofrece sus productos mediante las redes sociales, y de esta manera poder seguir llegando a sus clientes, a través de domicilios, eso sí con las precauciones pertinentes de salubridad.