El manjar de arroz es uno de los postres más tradicionales de todo el mundo, y es que su suave sabor y agradable textura ha traspasado todas las fronteras. Para hacer esta receta simplemente se debe calentar la leche con la canela y el azúcar, y añadir el arroz cuando empiece a hervir. Eso sí, para evitar que se quede pegado en el fondo de la olla, es fundamental remover el manjar constantemente.

Una preparación para cuatro personas incluye los siguientes ingredientes: Cuatro vasos de leche, ½ taza de arroz, una lata de leche condensada, un paquete de pasas, una rama de canela, un poco de canela en polvo, 200 gramos de azúcar y una taza de agua.

La preparación es la siguiente: Ponga a remojar el arroz tres horas antes de empezar la receta. Para ello, debes colocarlo en un recipiente y cubrirlo por completo de agua. Pasado el tiempo, vierte la leche en una olla, añade la canela, el azúcar y la leche condensada, y cocina a fuego lento. Es muy importante remover constantemente.

Licua el arroz agregando una taza de agua. Luego, cuando la leche esté hirviendo, añade el arroz licuado y remueve para evitar que se pegue la preparación. Si lo prefieres, puedes moler el arroz y añadirlo sin licuar.

Cocina el manjar de arroz hasta que esté listo y el resultado sea una preparación cremosa. Prueba y decide si quieres añadir un poco más de azúcar, aunque con la leche condensada será más que suficiente. Distribuye el manjar de arroz en recipientes de cristal o de barro, añade las pasas y espolvorea la canela molida. Este es un postre muy cremoso y delicioso, perfecto para coronar cualquier comida.