Gracias a las óptimas condiciones de los ecosistemas urbanos y la siembra de cerca de 130 mil nuevos árboles ha permitido el retorno de fauna y biodiversidad a la ciudad. Esta vez, el equipo de biodiversidad de la Secretaría de Medio Ambiente registró el ave Coccyzus melacoryphus, en el cerro El Volador, especie nunca antes avistada en Medellín y el Valle de Aburrá.

Esta se conoce comúnmente como cuclillo piquioscuro y mide aproximadamente 30 centímetros. Se alimenta de insectos como escarabajos, hormigas, saltamontes y orugas. Su comportamiento es solitario y suele ser visto en vegetación a baja altura. En el periodo reproductivo, la hembra pone de dos a cuatro huevos color verde o azul pálido.

«Desde la secretaría de medio ambiente y el equipo de biodiversidad se reconoce la importancia del monitoreo en las zonas de reserva y las zonas rurales de la ciudad, gracias a la siembra de arboles para lograr convertir a Medellín en una gran ecociudad»,comentó  Juliana Colorado, secretaria de medio ambiente.

Los ecosistemas estratégicos de Medellín registran más de 455 especies de aves, lo que reafirma el éxito de los procesos de conservación de áreas boscosas interconectadas en las laderas de la ciudad como espacios que promueven la naturaleza urbana. 

Fuente:Jefatura prensa Alcaldía de Medellín.