El primer Bosque de Paz de Colombia, se inauguró en el corregimiento de Santa Ana en Granada – Antioquia

El primer Bosque de Paz de Colombia, se inauguró en el corregimiento de Santa Ana en Granada – Antioquia

CUR_0908 _MG_2522 _MG_2508Es el primero que se inaugura en Colombia y tuvo como escenario el Oriente antioqueño.  Seis municipios de la jurisdicción de Cornare, tendrán Bosques de Paz con una inversión que asciende a los 3.500 millones de pesos.  Este Bosque de Paz cuenta con dos murales para la memoria y reconciliación, un sendero ecológico, un parque infantil donde antes era el campo minado, un vivero, un mirador verde del que se divisa gran parte de la zona, la Casa de la Memoria en honor a las víctimas, un monumento a la vida y a la paz, el cráter donde explotó a causa de las minas un helicóptero Black Hawk de las FFMM, y un kiosko comunitario para el encuentro en torno a la memoria.

Granada – Antioquia, 10 de abril de 2017. Con la siembra de 1.500 árboles en 600 hectáreas de un campo que hasta hace pocos años era una zona minada y en la que los grupos armados al margen de la ley sembraron el terror durante décadas, hoy Presidencia de la República, Ministerio de Ambiente, Cornare y el municipio de Granada, se unieron con las víctimas para inaugurar el primer Bosque de Paz del país, ubicado en el corregimiento de Santa Ana, cuyo nombre escogido por las víctimas fue: “Abrazando comunidades restaurativas desde la memoria para el perdón y la reconciliación”.

Entre finales de los años 90’s hasta aproximadamente 2004, fue la época más violenta que sufrieron los habitantes de esta zona, lo que generó el miedo colectivo y el desplazamiento de sus campesinos, hoy poco a poco esto se ha convertido en un recuerdo que están dignificando a través de la memoria histórica y gracias a la fuerza y unión de sus habitantes, los cuales han retornado con un objetivo en común: transformar a Santa Ana en refugio de esperanza, perdón y reconciliación.

Justamente esta zona que fue estratégica para cometer toda clase de delitos como tomas guerrilleras, secuestros, homicidios y siembra de minas antipersonales, ahora es escogida para honrar la memoria de las víctimas a través de un Bosque de Paz, iniciativa del Gobierno Nacional que a través del Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare, Cornare; busca sembrar más de ocho millones de árboles en el país, y que para éste en específico, contó con el apoyo del municipio de Granada.

Durante la inauguración el Presidente de la República Juan Manuel Santos Calderón, señaló que: “cada árbol que se siembre en Bosques de Paz tendrá el nombre de una víctima, este lugar significa la oportunidad de reconciliarse como comunidad con la naturaleza, homenajear a las víctimas y sembrar paz. Estas comunidades van a ser beneficiadas con este programa que es un camino, un instrumento para que dejemos la guerra definitivamente atrás y miremos el futuro con mucho más optimismo”, declaró el primer mandatario de los colombianos.

Por su parte, el director General de Cornare, Carlos Mario Zuluaga Gómez, quien aportó desde el inicio a hacer realidad este sueño de las víctimas, explicó que, “Bosques de Paz es un complemento ideal para un país que está cambiando y se está transformando, porque permite tener al medio ambiente como referente de vida, de memoria y de perdón entre víctimas y victimarios; y qué mejor representación que un árbol, una simbología donde todos han participado de la construcción de este monumento vivo en honor a la paz y a la reconciliación”.

Y es que Zuluaga Gómez, padeció en carne propia la crudeza del conflicto cuando justo allí, en Santa Ana fue secuestrado por el ELN en 1998 siendo Alcalde de Granada, el mismo lugar donde hoy 19 años después, se inauguró el primer Bosque de Paz para sembrar vida.

Cómo él, son muchas las víctimas que hoy siembran sueños para honrar la memoria de sus seres queridos, como es el caso de Adriana Galeano López, quien comentó que: “crecí viendo hombres y mujeres armados que llegaban a las casas para reclutar a los jóvenes, en medio de esos años de terror mi familia vivió el drama de la tortura y el secuestro, por lo que perdí cinco seres queridos a los que hoy dignifico sembrando estos árboles”.

Así como en Santa Ana, en el mediano plazo se espera que en el Oriente antioqueño, sean sembrados cinco nuevos Bosques de Paz, en los municipios de San Carlos, San Francisco, San Luis, Cocorná y El Carmen de Viboral, con una inversión de 3.500 millones de pesos, lo cual impactará a más de 1.500 habitantes de la zona.

Related posts