Valledupar es la cuna de importantes músicos que han dejado en alto el nombre de Colombia. Por eso, en el marco de la versión 54 del Festival de la Leyenda Vallenata, el Ministerio de Cultura entregó una dotación instrumental en formato de músicas tradicionales y de equipos tecnológicos para la producción musical a escuelas de la capital del vallenato. Esto se logró por medio de la estrategia ‘Música en Movimiento’, que busca apoyar a más de 255 municipios a nivel nacional con más de 6.300 millones de pesos.

“Estos niños que se están formando en las escuelas de Valledupar serán los ‘Reyes Vallenatos’ del futuro. Van a ser los que sigan llevando la musica vallenata por generaciones y generaciones en diferentes escenarios del mundo, permitiendo que las músicas colombianas sigan brillando cada vez más”,  expresó Angélica Mayolo, ministra de Cultura.

Desde ‘Música en Movimiento’, se están invirtiendo más 97 millones de pesos para el departamento del Cesar, de los cuales 45 millones de pesos se destinaron para las escuelas de música de Valledupar.

“Este programa está beneficiando a más de 530 niños con las jornadas musicales que hemos implementado desde la Alcaldía de Valledupar. Estos son instrumentos musicales para niños vulnerables de nuestra ciudad. Es una orientación de vida lo que les estamos dando. Valledupar es música, Valledupar es alegría, Valledupar es folclor vallenato”, señaló el alcalde de Valledupar, Mello Castro.

Para fomentar el trabajo de las músicas tradicionales se llevaron a dos escuelas 19 instrumentos musicales entre acordeones, bajos eléctricos, amplificadores para bajo, cajas vallenatas, guacharacas vallenatas, guitarra acústica, guitarrillo, encordados para guitarra, kit de mantenimiento de instrumentos y 30 arreglos musicales como material pedagógico para los procesos de formación musical. La mayoría de estas herramientas tienen el sello de artesanos colombianos, quienes los fabricaron especialmente para estas entregas.

Además, se les entregó 38 elementos e insumos tecnológicos, entre ellos computador, tarjeta de sonido, DAW, monitores de estudio potenciados, controlador midi de 4 octavas, preamplificador, cajas directas pasivas, audífonos de frecuencia plana, micrófonos para voz y para instrumentos, diversos accesorios y video y cartilla para instalación equipos tecnológicos.

“A los niños les digo que aprovechen muchísimo los instrumentos, que se den cuenta que son privilegiados de tener procesos de formación musical que les va a permitir desarrollar diferentes capacidades. Nosotros vamos a  seguir llevando esa oferta a más niños y niñas”, resaltó la ministra, Angélica Mayolo.

De igual manera, en los dos centros musicales de Valledupar se está trabajando la transformación social a través de las prácticas musicales y el acompañamiento psicosocial generado a partir del programa ‘Sonidos de Esperanza’, junto a la Fundación Nacional Batuta. Son más de 130 millones de pesos para cerca de 180 participantes en esta región del país.

Pero Valledupar no es la única beneficiada en el departamento del Cesar, durante este gobierno se  han entregado dotaciones en los  municipios de La Jagua de Ibirico, Manaure, San Diego Pueblo Bello, Becerril, El Copey, Pelaya, y, próximamente, en Gamarra.

Este es una de las estrategias del Ministerio de Cultura para apoyar la reactivación del arte y la cultura en todas las regiones de nuestro país. Por eso, seguiremos recorriendo Cesar y otros departamentos de Colombia para que más niños y niñas aprovechen estas herramientas de aprendizaje.

Música en movimiento y el apoyo a los futuros artistas

Hasta la fecha, el Ministerio de Cultura ha entregado más de 100 dotaciones en 20 departamentos con la iniciativa ‘Música en Movimiento’, que hace parte del Plan Nacional de Música para la Convivencia y cuenta con seis líneas de acción: dotación instrumental, dotación en producción musical, dotación de materiales pedagógicos, reparación de instrumentos, formación en lutería y formación para maestros de escuelas de música.

“La inversión en música termina siendo necesaria para crear capacidades cognitivas en nuestros jóvenes pero también para generar apropiación. Y que mejor manera de hacerlo que fomentando esas músicas tradicionales. Los colombianos nos debemos sentir muy orgullosos de tener un país diverso, musicalmente, en el Caribe colombiano. Y no hay mejor manera de preservar esas tradiciones culturales que invirtiendo en la formación musical para nuestros niños”, explicó la ministra Mayolo.

Con este proyecto se aporta a la reactivación del sector cultural en los municipios y la sostenibilidad de los proyectos a nivel regional, impulsando la cualificación de las prácticas, con el fortalecimiento de los procesos de formación y creación musical, la ampliación de la cobertura, la generación de empleabilidad a nivel de docentes y maestros, así como la reactivación entre lutieres de región, y en general sobre la cadena de valor alrededor de la construcción, uso y manejo de los instrumentos en procesos de práctica musical.

Esta estrategia se desarrolla en alianza con las fundaciones Salvi, Canto por la Vida, Batuta, Yamaha Musical y la Escuela de Artes y Música de la universidad Sergio Arboleda.

Es así como ‘Música en Movimiento’ está generando y llevando insumos de aprendizaje a todas las regiones; y el gran logro será alcanzar una cobertura histórica y promover la creatividad en todas las regiones del país.