Daniel Tirado nació en Medellín en 1984 y al terminar el bachillerato se radicó con su familia en El Retiro, porque siempre le llamó la atención la vida de campo y por considerar que mientras más pequeña sea la ciudad, la calidad de vida es mejor. Practica el deporte de escalador y tiene 15 años como Youtuber, donde se considera como un “influenciador de viajes”, ya que ha recorrido cerca de 100 países como Mochilero. Fue la oveja negra de la familia porque mientras sus hermanos son profesionales, él quiso que su profesión fuera la de viajero y abandona la universidad a los 17 años, coge la mochila y se va a viajar por todo el mundo. Cuando regresa se da cuenta que viajar no es tan costoso como se dice, pues encuentra páginas en donde se anuncian precios muy baratos e inclusive alojamientos y otros servicios gratuitos.

Mientras viajaba trabajaba como DJ de salsa, profesor de español, limpia apartamentos y otros oficios, que le permitieron, además de viajar, regresar con un poco de dinero y entonces surgió la idea de crear un blogs para compartir sus experiencias, es decir, convertirse en un Nómada digital, una persona que trabaja con Internet y además de que viaja a cualquier parte del mundo, va generando dinero.

Entonces creó el primer blog que se llama “viajando sin papel higiénico.com” que se relaciona con viajes y el segundo “dinero en sandalias.com”, que es de consejos para poder vivir del Internet y ser un Nómada Digital.

De pequeño se leyó el libro “Ami, el niño de las Estrellas” que loimpactó mucho, se disfrazaba como Astronauta y soñaba con los viajes interplanetarios y después de su trayectoria como viajero por el mundo, revivió sus sueños de ser viajero del espacio y comenzó a trabajar para lograr ese propósito, a pesar de que sus amigos y conocidos consideraban que era una locura, pero él hablaba muy en serio, porque “Yo creo que hay sueños pequeños y grandes y todos los podemos cumplir si cree en ellos y trabaja por ellos”.

Averiguó el precio de los viajes espaciales que ahora se ofrecen y consideró que era prácticamente imposible ir y por un tiempo este sueño se le derrumbó, pero después se hizo la reflexión de volver a comenzar, de persistir en su sueño y con el dinero obtenido por la venta de un apartamento que había pagado a cuotas en Medellín y un carro, además de un crédito bancario, ya compró un tiquete para el espacio, convirtiéndose en el primer “mochilero” que logra esa hazaña, pues los viajes espaciales están reservados para personajes con mucha fama y dinero, pero Daniel logró el reto de ser el primer paisa que viaja al espacio. “Lo que quiero es darle un mensaje a todos los jóvenes y demostrarles que los sueños son posibles, a pesar de que la mayoría de las personas siempre tienen excusas para no hacer realidad sus sueños”.

Un viaje al espacio cuesta 200.000 dólares, pero la persona debe reunir unas condiciones físicas especiales y por eso tendrá que ir a Rusia a volar aviones de

combate y luego en Estados Unidos someterse a unas máquinas centrifugadoras donde se siente la ingravidez para establecer si su cuerpo resiste estas condiciones.

Para compartir parte de ese sueño y la experiencia de los entrenamientos, Daniel Tirado realizará una rifa que tendrá como premio un viaje a Rusia para viajar hasta la estratosfera en aviones de combate, cuyas condiciones se pueden ver en la página “dinero en sandalias.com”

Mochilero liviano

La historia de este viajero comenzó como escalador, un deporte que practica desde muy joven y en la casa en El Retiro tiene su muro para practicar y por esa condición la Federación de ese deporte le pagó sus primeros viajes; estuvo en Ecuador, en Venezuela, participó en un torneo mundial en Estados Unidos y otro en Corea del Sur y desde entonces se apasionó por los viajes para conocer otras culturas y otras costumbres, otros sabores y desde entonces no lo detuvo nadie.

Contrario a lo que uno se imagina, Daniel Tirado viaja con un maletín de estudiante, no con una mochila grande, porque no ha sido un mochilero de carpa pues siempre quiere estar liviano para recorrer a pie los países que visita, llevando poca ropa y de materiales que no se humedezcan. Lo único que no le puede faltar es el celular porque ahí tiene todo lo que necesita para viajar.

Sobre sus anécdotas afirma que al viajar uno pasa a ser como un “camaleón cultural”, porque aprende cosas de todos los lugares. Así como asiste a las misas Católicas, ha meditado en templos Budistas, en mezquitas de Musulmanes, en templos Indues y uno saca los mejores valores de todas las religiones, de todas las culturas, de todas las costumbres. Le llamó la atención que en Japón, estando en un mercado de frutas, no había despachadores y las personas escogían los productos y depositaban su valor en una alcancía, lo cual considera que debería ser un ejemplo para todo el mundo y eliminar lo que en Colombia llamamos “Malicia indígena”, que comienza con el robo de pequeñas cosas en la niñez y en algunas personas se vuelve costumbre. “Uno como viajero debe admirar las cosas positivas de cada país y desechar las negativas”, afirma.

Cuando no está viajando, que generalmente son seis meses al año, Daniel Tirado trabaja en las redes para conseguir el sustento y algún dinero para desplazarse, de manera que su jornada es de 16 horas diarias en Internet, generando contenidos de los cuales recibe dividendos, pues prácticamente vive del Internet, sacando tiempo para escalar y caminar por las montañas del Oriente antioqueño.

El mensaje de Daniel Tirado, especialmente para los jóvenes, es “Que sueñen, que emprendan, que hagan cosas distintas, que entiendan que ya no estamos en la era industrial sino que estamos en la era de la información, que aprovechen Internet, porque en este momento uno puede estar donde sea, entonces aprovechen Internet para cumplir sus sueños, que utilicen las redes sociales para

ganar dinero, no se queden viendo noticias, salgan a hacer noticias, lean libros de crecimiento personal, de liderazgo, empiecen a creer que cada uno vale mucho más de lo que se piensa. Eso es lo primero, creer en uno mismo”.