En un momento de la historia donde el único protagonista a nivel global es la emergencia sanitaria ocasionada por el Coronavirus, el nivel de tensión emocional se incrementa desmesuradamente. Sin embargo, han surgido datos e información que alivianan la carga negativa y mitigan en gran medida, las noticias fatalistas que pululan en los medios tradicionales.

A las cifras esperanzadoras de pacientes recuperados del Covid-19, se suma el resurgimiento de la solidaridad de diferentes organizaciones empresariales, celebridades, y fundaciones quienes además de aportar sus talentos, productos y servicios, han demostrado que sus músculos financieros también pueden ser profundamente humanitarios y direccionarse hacia un mismo horizonte: salvaguardarnos entre todos.

Según cifras de Business Insiser, los recursos donados a nivel global superan ya los 130.000 millones es de dólares, y entre los estos filántropos, resaltan, por ejemplo, el magnate de la tecnología, Bill Gates, el fundador de Alibaba, Jack Ma y el creador de Facebook, Mark Zuckerberg. En estas mismas acciones aterrizadas a nivel nacional, destacan a empresas como Postobón, Proantioquia, Grupo Éxito, el Grupo Aval, diferentes universidades, y celebridades como Ricky Martin, Ariana Grande, Justin Bieber, Kim Kardashian, Rihana, Aaron Paul, Bryan Cranston, Leonardo DiCaprio, los futbolistas James Rodríguez, Falcao García, Leonel Messi, Cristiano Ronaldo, y los cantantes de reggaetón colombianos Karol G, Maluma y J Balvin. Estos solo por mencionar algunos ejemplos de los centenares que se suman diariamente a diversas iniciativas para contrarrestar los efectos del Coronavirus.

A los anteriores se suman muchas otras iniciativas como las de la Cruz Roja y diferentes líderes sociales en todo Colombia que han aunado esfuerzos para ayudarle a las autoridades gubernamentales en su esfuerzo por salvaguardar la seguridad alimentaria de los más desfavorecidos en esta crisis socioeconómica.

La solidaridad hoy es más necesaria que nunca. Todos podemos hacerlo en mayor o menor medida con acciones en favor de la superación paulatina de esta emergencia. El altruismo es realizable con decisiones básicas como pagar lo justo por un talento de quien nos hace un favor, apoyar el comercio local con las necesidades que se deben cubrir, o generar prácticas como el trueque de productos y servicios con quienes sabemos que necesitan apoyo.