MOTOR DEL DESARROLLO SOCIAL

MOTOR DEL DESARROLLO SOCIAL

Recientemente en el municipio de Guarne se viene jalonando el proceso de reactivación del Consejo Municipal de Voluntariado -iniciativa que ha contado con el apoyo de la Primera Dama del municipio y de varias organizaciones sociales-, todo esto se piensa dinamizar en el marco de la política pública de Voluntariado con la que cuenta Guarne y que va enfocada a la formación ciudadana para apuntalar el desarrollo.

Dicha política pública, de la que fue ponente y autor el concejal Yovanni Betancur, cursó su trámite en el Concejo Municipal en el año 2013, cuando me encontraba en mi anterior período como concejal municipal y por supuesto, la apoyé decididamente pese a la oposición y miopía del gobierno municipal de ese entonces y la apoyé y sigo apoyando puesto que es una gran herramienta para complementar y potenciar el desarrollo social, ambiental, cultural y humano de Guarne y de cualquier municipio.

El proceso del Voluntariado facilita y estimula la participación ciudadana directa en la solución y mitigación de los problemas y necesidades, en el sentido que son las mismas comunidades las que accionan de manera proactiva una serie de ayudas entre sí, lo que rompe el quiste psicológico del paternalismo estatal pero guardando el equilibrio de tampoco suplantar ni mal educar al estado en la responsabilidad que tiene éste de proveer los bienes y servicios a los que está obligado brindarles a sus ciudadanos por el imperativo de la Constitución y la Ley.

Es por ello que para los servidores públicos y, en mi caso particular en calidad de Concejal de Guarne, es imperativo apoyar, promover, facilitar e impulsar procesos como la organización, visibilización y gestión del Voluntariado como motor del desarrollo social, pues dado que la acción Voluntaria organizada y estructurada desde el marco institucional que le da una política pública, es un componente que apuntala un sinnúmero de posibilidades que permiten atender necesidades que las administraciones municipales no alcanzan a cubrir debido a las limitaciones técnicas y de presupuesto.

Ahora, son múltiples las variables que puede llegar a conjugar un Voluntariado organizado: sumar el potencial empresarial al desarrollo municipal por medio del Voluntariado Corporativo y así apoyar con mecanismos eficientes la retribución que el sector empresarial debe compensarle a Guarne por el tema tributario, por otro lado, canalizar el potencial del liderazgo de los jóvenes, de las Juntas de Acción Comunal, de las organizaciones sociales, ambientales y culturales; convocar y poner en acción los conocimientos y capacidades de miles de profesionales, técnicos y personal con formación de diversa índole que residen en el municipio y que cuentan con alguna disponibilidad de tiempo que pueden ofrecer en muchas acciones. Todas estas variables serán posibles si se logran visibilizar para luego ponerlas en acción articulada, a partir de la puesta en marcha de la política pública de Voluntariado que desde el año 2013, no había encontrado la voluntad política del ejecutivo municipal, para que entrara en vigencia.

Los Voluntarios de Guarne y sus organizaciones cuentan con mi compromiso irrestricto de impulsar y facilitar desde el Concejo Municipal y en compañía del gobierno local, la concreción de resultados de la actividad voluntaria para el impulso de un desarrollo organizado desde la base de

la sociedad, en aras de que la gestión de lo público priorice su modelo de acción a partir de los más necesitados.

Related posts