Con dos de las tres estaciones listas, El Pinar y Trece de Noviembre, todos los esfuerzos se concentran en la estación matriz del cable: Miraflores – El Pinar, sector centro oriente de Medellín, que entrará en servicio en el primer trimestre de 2019. Allí, la ejecución va en el 33 %, según lo informó el Metro de Medellín a través de la vocería de sus profesionales, quienes se encargan de culminar este importante medio de transporte que se vincula a la estrategia de conexión con el tranvía de Ayacucho, y este a su vez con la Linea H, La Sierra, y con la estación San Antonio, que posibilita la transferencia a las líneas A y B del sistema masivo de transporte.

Antonio José Toro Quijano, profesional de la Gerencia de Planeación del Metro de Medellín, explicó que están en una fase trascendental de la obra civil como es la construcción de la última pilona que soportará el cable. “En estos momentos nos encontramos construyendo las columnas electromecánicas para el reinicio del sistema electromecánico de la estación cable Miraflores. Se iniciará esa ejecución para posteriormente, entre septiembre y octubre, iniciar con el lanzado del cable, las pruebas, conexiones eléctricas del sistema y la operación instructiva en el primer trimestre de 2019”.

Todo lo anterior, articulado con un sistema de conexión peatonal entre las comunas 8 y 9, Villa Hermosa y Buenos Aires, con un puente y la organización de toda el área urbanística, que son alrededor de 2.800 metros cuadrados. El metrocable Línea M está compuesto por 47 cabinas cuyo parqueadero quedará en Miraflores. El sistema se va a mover a cinco metros por segundo y tendrá una capacidad para movilizar a 2.500 personas por hora en cada sentido.