Durante los días 31 de mayo, uno y dos de junio, se realizará la décima versión del Festival Viboral Rock, un evento que se ha posicionado dentro de las grandes realizaciones nacionales de este género.

En el marco de esta décima edición, el Víboral Rock invita a la comunidad carmelitana a hacer visibles las maneras, propósitos y valores que tiene el Festival. Se trata de reconocer el espacio de encuentro que suscita el Rock como movimiento, conversar sobre cómo integra la sociedad carmelitana, regional y del país, crear nuevas narrativas alrededor de él y proponerle nuevos lenguajes y sentidos. En esta décima versión y 14 años de existencia, se propone celebrar su surgimiento, que se traduce en un grito. Un solo grito, alarido o sonido extremo, que ha significado la presencia y perdurabilidad de esta plataforma de circulación, observación e investigación al rededor del Rock y sus propuestas narrativas, ¡el movimiento sigue vivo y haciendo la distorsión!

Respondamos esta pregunta: ¿cómo aporta el Rock y el Víboral Rock a la búsqueda de un Territorio cultural para el Buen Vivir? Desde su primer concierto el 11 de febrero de 2005, realizado en el Centro de Convenciones con sonido prestado y con el lanzamiento del primer disco de Vitam Et Mortem, llamado “Sinfonía para el funeral de un ángel”, resonó el grito de furia «que desemboca en músicas disonantes» del Víboral Rock. Esas fechas fueron para muchos de los primeros peludos radicales de este pueblo merecedoras de ser recordadas también por la presencia de Elkin Ramírez, fundador de Kraken. El grito es un símbolo, quizá uno de los más importantes del rock: una música incomprendida por muchos que no entienden las búsquedas estéticas de su sonido furibundo: «la opresión sólo puede originar un grito malherido».

Desde ese momento hasta hoy, y como todos los festivales del país, el Víboral Rock ha tenido momentos de precariedades, pero también de triunfos, donde agrupaciones legendarias del país han visitado El Carmen de Viboral y han hecho temblar este territorio de barro.

A lo largo de las nueve versiones que ha realizado el Festival, se han presentado bandas locales, regionales y nacionales como: Frankie ha muerto, Vitam et Mortem, 1280 almas, Athanator, Eternal, Gaias Pendulum, Tom Abella, Posguerra, Cromlech, Daycore, D.P.I, I.R.A., Nightmare, Tenebrarum, Remembrance of Pain, Aorta, Hedor, La Doble A, Tarmac, Neus, Neurosis, Wichtrap, Restos de Tragedia, Luciferian, Esteban Gira, Coffee Makers, Estados Alterados, Providencia, De Bruces a Mí, La Derecha, LosPetitFellas y Aterciopelados; además de haber contado con la presencia de Elkin Ramírez, fundador de Kraken.

Esta trayectoria, ejemplo y orden que ha demostrado el Festival de Rock más grande de la tierra de la loza, y uno de los que tiene más proyección en el departamento de Antioquia, permitió que desde el 2016 no se hiciera un cobro por

la entrada a los conciertos y se empezó a apoyar la recolección de cuido para la fauna callejera municipal, además ese mismo año el canto de los incomprendidos dejó de ser secreto y estalló en el parque principal Simón Bolívar de El Carmen de Viboral. Es innegable que a pesar de los tropiezos, el Víboral Rock sigue gritando y hasta ahora más fuerte que nunca