El Municipio subió a tercera categoría y es el segundo en Antioquia con mejor desempeño fiscal.

La Alcaldía de El Retiro, en cabeza de Camilo Botero, ha mantenido, durante sus dos años de gobierno, el segundo lugar en Antioquia en desempeño fiscal. Este municipio ha ocupado, durante cinco años consecutivos, un lugar en este podio, con lo que se anota un récord significativo ya que entre 2013 y 2017 ha ocupado tres veces el segundo puesto y dos veces el tercer lugar, lo que demuestra una cultura de responsabilidad y pulcritud, en el manejo de los recursos públicos.

Este indicador significa que el ente territorial logró suficientes recursos para su funcionamiento y que genera un importante nivel de solvencia tributaria, además de tener altos niveles de inversión, un adecuado respaldo del servicio de la deuda y el ahorro corriente necesario para garantizar solvencia financiera.

El Retiro sube a municipio de tercera categoría.

Así mismo, el Municipio en 2018, se ha ubicado en el selecto grupo de los municipios de categoría 3, de acuerdo con el Decreto 100 de octubre de 2017, expedido por el Alcalde Camilo Botero Rendón, quien dirige la Alcaldía “Juntos construimos un municipio mejor”.

El Alcalde, Camilo Botero, obró en cumplimiento de lo estipulado en la Ley 617 de 2000, que ubica en la tercera categoría a los municipios de Colombia con una “población comprendida entre treinta mil uno (30.001) y cincuenta mil (50.000) habitantes y cuyos ingresos corrientes de libre destinación anuales sean superiores a treinta mil (30.000) y hasta de cincuenta mil (50.000) salarios mínimos legales mensuales”, cerca de $25 mil millones.

En Antioquia pertenecen a este selecto grupo, estos municipios: Apartadó, Girardota, Guarne, La Ceja, Copacabana y El Retiro. Medellín es de categoría especial, Rionegro, Bello y Sabaneta son de primera categoría y La Estrella es de categoría 2.

Este cambio de categoría demuestra que la Alcaldía de El Retiro, es administrativamente eficiente y utiliza adecuadamente los recursos fiscales que recibe el Municipio de sus contribuyentes invirtiendo buena parte de sus ingresos en obras de desarrollo urbanístico para los guarceños, en cultura, educación y desarrollo social.