Cornare en convenio con 25 administraciones municipales de la región, suministró la asesoría, capacitación y material necesario para la implementación de 800 huertas agroforestales resilientes a familias agricultoras de la región, como estrategia de adaptación y mitigación al cambio climático, recuperación de prácticas ancestrales y producción sostenible de alimentos.

El uso inadecuado de agroquímicos utilizados en la agricultura convencional, trae impactos al medio ambiente, entre ellos la contaminación de las fuentes hídricas, deterioro de los suelos, pérdida de biodiversidad y mala disposición final de residuos sólidos como envases de agroquímicos, entre otros.

“Con las huertas agroforestales y familiares que se vienen implementando desde el 2016, se busca rescatar semillas que han resistido a la variabilidad climática, lo que brinda las herramientas suficientes para generar huertas más resilientes, aportando a la reducción de gases efecto invernadero, beneficiando tanto a productores como a consumidores”, explicó Ana Isabel López, jefe de la Oficina de Crecimiento Verde y Cambio Climático de Cornare.