Cornare y el Laboratorio de Salud Pública de la Universidad de Antioquia, realizaron el primer análisis en Antioquia sobre las emisiones generadas al medio ambiente y el estado de salud de las familias campesinas con el uso de las estufas eficientes, en comparación con los fogones tradicionales, teniendo en cuenta que en la región 28.000 hogares de la zona rural cuentan con una estufa eficiente.

“La Corporación trabaja de manera articulada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre estos la disminución de la pobreza y la mitigación al cambio climático, por lo tanto este estudio evaluó el impacto en la salud de las amas de casa que son las principalmente afectadas con la cocción de los alimentos”, dijo Ana Isabel López Mejía, jefe de la Oficina de Crecimiento Verde y Cambio Climático de Cornare.

Con la implementación de las estufas eficientes se disminuye el monóxido de carbono, un gas altamente tóxico que al inhalarlo puede ser mortal y se produce cuando un combustible como la leña se quema de manera inadecuada, afectando la respiración y el sistema cardiovascular, ocasionando una Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica- EPOC.