A raíz del interés en mejorar las condiciones de vida de los santuarianos, Cornare, la Empresa de Servicios Públicos, una empresa aliada de Microsoft y la Administración Municipal de El Santuario, pusieron en marcha el proyecto piloto conocido como “‘Smart water” mediante el cual se busca tomar variables de la quebrada La Marinilla para transmitir a una plataforma en nube, que estará monitoreada constantemente para detectar problemas biológicos que evaluarán la calidad de sus afluentes en la población local.

“Actualmente, estamos realizando un ejercicio piloto en El Santuario, monitoreado constantemente el caudal, niveles y una pequeña estación meteorológica, lo que permite tomar decisiones de alertas tempranas frente a la gestión del riesgo”, afirmó Diego León Hoyos Martínez, Coordinador del sistema ambiental de Cornare.

Esta actividad tiene como objetivo, tomar medidas de prevención en tiempo real y posteriormente se busca que sea implementado en diferentes escenarios, desde la contaminación de aire, suelo y sonido, hasta el análisis del tipo de desechos que pasan por la quebrada y el nivel de contaminación de la misma.

“Vamos a tomar la medición de la temperatura, de velocidad y dirección del viento y estación pluviométrica, para mirar si existe una actividad biológica, en la que se pueden encontrar causas de infecciones respiratorias en los habitantes de la zona y en las plantas”, explicó Fajer Alejandro Barsolis, líder técnico del programa Hagan System Colombia,

Los resultados de esta prueba se verán en la instrumentalización total de las cuencas, lo que permitirá realizar alertas tanto a nivel local como regional, además se realizarán mediciones constantes de los sistemas de calidad del agua y así determinar el cumplimiento de las normas de tratamiento.