Para hablar de seguridad es necesario tener en cuenta que no es un tema que le compete únicamente a la Policía Nacional, no es un tema que le compete a un ente municipal, departamental o nacional, sino que nos compete a todos.

En ese sentido la seguridad tiene que ver con aquellas acciones que como individuos y como ciudadanos debemos tener. Si bien es cierto que deberíamos, de acuerdo a la Constitución, gozar de unas condiciones de seguridad máximas, también es cierto que la realidad de nuestro país no permite que tengamos las condiciones que quizás se puedan dar en otros países, dadas por la capacidad y la inversión que el Estado tiene y por ello han conseguido, de acuerdo a sus acciones, no solamente culturales y de inversión, tener una seguridad diferente a la realidad que tenemos en Colombia.

Haciendo esta anotación es necesario centrarnos en algunos hechos presentados en Guarne en los últimos días y decir que no es cierto que en el municipio haya unos altos índices de inseguridad. Se han presentado situaciones en las cuales, obviamente, la capacidad de acción de la fuerza pública no ha sido adecuada, no porque no lo quieran, sino porque no cuentan con los recursos, pero también es necesario decir que las acciones de cada ciudadano tendientes a garantizar su propia seguridad, tampoco han sido las mejores.

Es cierto que personas que salen de trabajar a altas horas de la noche se ponen en riesgo, pero la Policía ha tratado, con las pocas unidades que hay en el municipio, de enfrentar esa criminalidad, pero el bandido siempre está esperando que le den la oportunidad para poder actuar. En otros hechos hay que reconocer que si bien impactan, tienen que ver con situaciones específicas que se han dado por las acciones o comportamientos de quienes han resultado afectados.

Entonces, hablar de seguridad en Guarne no es simplemente salir a decir que el municipio está inseguro, porque esto hace simplemente que muchas personas creen un miedo colectivo y que ese miedo colectivo trascienda los límites del municipio. Se trata de decir como ciudadanos qué nos corresponde, qué podemos hacer y creo que Guarne, y por eso es referente en la región y en el departamento, viene implementando estrategias de seguridad a través de la Secretaría de Gobierno con los diferentes actores. Se han instalado equipos de seguridad de acuerdo a nuestra capacidad económica, se han hecho capacitaciones, se ha vinculado a la población y muestra de ello es la operación de algunas Juntas de Acción Comunal que han logrado organizarse y evitar que se cometan actos vandálicos y criminales en sus zonas, porque como individuos y como parte de una sociedad que no tiene ni la cultura ni la capacidad económica para brindar una seguridad en términos diferentes, como ciudadanos debemos participan de la seguridad de todos.

Creo que son estas acciones las que determinan la seguridad en el municipio y las que en su momento podrán cambiar esa cultura de delincuencia que desde tantos años hemos tenido, la cultura del dinero fácil, y esa posibilidad de que la ciudadanía se organice para el cuidado de su propia zona, permite que los delincuentes entiendan que no es tan fácil y que se cree esa cultura de seguridad y esa cultura ciudadana de valorar el trabajo, la honradez, la convicción de obtener las cosas por medios lícitos.

Creo que eso es lo que se puede decir cuando se habla de seguridad, más que salir a protestar porque las cosas no son como queremos. Es importante entrar a activar y a participar de todos esos mecanismos que podemos tener para garantizar nuestra propia seguridad.

Por: Frey Ochoa Castaño

Presidente del Concejo de Guarne