Desde el año 2017 el municipio de Guarne pasó a Tercera Categoría y con ese nivel asumió un reto bastante importante como es el de proteger la Salud Pública de la comunidad, a través de la Secretaría de Salud y Protección Social, en cabeza de la Doctora Natalia Castro Cardona, para lo cual se conformó el área de Sanidad, ahora responsabilidad directa del municipio de Guarne.

Esta dependencia tiene como misión la Promoción de la Salud y la Prevención de la Enfermedad de la población guarneña, y es allí donde se crean los diferentes frentes a atender, como son:

1. Zoonosis

2. Vectores

3. Aguas

4. Alimentos

Después de esta estructuración del área y teniendo como fin único la vigilancia en salud pública y la protección de los habitantes del municipio de Guarne, y de igual manera las personas que a diario nos visitan, iniciamos con procesos de sensibilización y educación con respecto a la normatividad que cobija a cada una de estas actividades.

A este proceso, más que de inspección, vigilancia y control, tratamos de darle en este cuatrienio un enfoque de conocimiento de las normas, no dejando a un lado los procesos sancionatorios y de cumplimiento obligatorio que exige la normatividad.

Abordamos los diferentes frentes en el tema de alimentos, realizando acciones de Inspección, Vigilancia y Control, IVC, en expendios de carnes, restaurantes, estaderos, grandes superficies, bares y expendios de bebidas alcohólicas y en los expendios estacionarios autorizados.

Cada una de estas actividades comerciales está cobijada por una norma. En el caso de expendio de carnes, tenemos el decreto 1500 del 2007, que es de obligatorio cumplimiento y por eso en este campo se ha realizado un trabajo bastante interesante, adoptando cada uno de nuestros expendios de carne planes de saneamiento, toma de temperaturas, modificando áreas de desposte, como lo exige la citada disposición.

En los expendios estacionarios de comida que están debidamente autorizados, se han desarrollado capacitaciones en temas de manipulación de alimentos, conservación de alimentos, limpieza y desinfección y poco a poco se ha ido transformando y minimizando el tabú de “que no se puede comer en la calle”, adoptando la resolución 604 de 1993. Actualmente, nuestros “venteros estacionarios” están ubicados en un espacio donde se suministra agua potable, recipientes para los residuos generados y baños públicos.

Es un tema bastante amplio, afirma Henry Ossa Cardona, quien es el referente de alimentos y quien con sus compañeros Rodrigo Castrillón Santa y Jhon Eduardo Gil, realizan actividades día a día de vigilancia en este amplio municipio.

En lo relacionado con aguas, es un aspecto bastante importante para la comunidad guarneña, pues de allí deriva e inicia todo un proceso productivo y parte vital de nuestro día a día. Se realizan visitas mensuales a los 23 acueductos rurales y al urbano, tomando muestras para posterior análisis microbiológico y fisicoquímico, para garantizar que el agua de Guarne continúe siendo apta para consumo humano, para que anualmente el Índice de Riesgo de Calidad del Agua (IRCA), siga siendo cero.

La Secretaría de Salud y Protección Social realiza jornadas de vacunación antirrábica para perros y gatos en las 37 veredas de Guarne y en el área urbana, alcanzando una cobertura del 80% de la población felina y canina que actualmente tiene el municipio.

Se han logrado grandes avances, en temas de capacitación para brindar conocimiento a nuestra población en todos estos temas sanitarios, en los cuales se trabaja constantemente para proteger la salud pública de la población, asegura Rodrigo Castrillón Santa, quien ha visto la evolución de todo este proceso en el municipio de Guarne, en comparación con otros periodo

Permanentemente se realizan visitas a los establecimientos donde se expenden alimentos, para garantizar que los productos son de buena calidad y no están vencidos.

Los expendios de carne en Guarne son los que han sufrido una mayor transformación al cumplir con las normas sobre manejo y cuidado de este producto que es tan delicado para la salud de los consumidores.

Periódicamente se ofrece capacitación a los comerciantes que manipulan alimentos para que observen las normas de higiene que deben cumplir.