Cuando corría el año 1976, todos los niños de un pequeño sector de Guarne que querían recibir clases tenían que dirigirse caminando hacia el casco urbano del municipio, cuestión que generaba mucha preocupación en los padres de familia en aquellos días. Una lamentable mañana, dos pequeñas se disponían a cruzar la autopista Medellín-Bogotá como hacían diariamente, cuando de repente presas de un descuido fueron impactadas por un camión, quedando una de ellas, de nombre Gloria Elena Gallego, muerta instantáneamente. En consecuencia, de este terrible hecho y en homenaje a esta pequeña nació la iniciativa de construir una escuela propia entre la población de la Hondita.

La Hondita es una particular Vereda, llena de bosques y recursos naturales además de personajes únicos, ubicada al sur occidente del casco urbano del municipio de Guarne y este a su vez se ubica en el oriente del departamento de Antioquia. Esta vereda ha tenido un desarrollo arduo y notable con el paso de los años. Naciente tras el fraccionamiento del que fue objeto la vereda La Honda en décadas anteriores y quedando de un tamaño menor a las otras dos partes de la vereda (La Honda y Pueblito) se le siguió conociendo como La Hondita hasta este entonces.

Ese mismo año Arturo Sánchez, un Habitante de la vereda, en su afán por contribuir con el desarrollo de su vereda, prestó de manera desinteresada una casa de tapias para que se dictaran las primeras clases allí, comenzando con 25 alumnos, dictando clases hasta tercer grado y con una sola docente a los que todos conocían como “Margarita”; Pero “la escuelita” como se conoce entre los habitantes de este sitio, seguía sin tener un lugar propio.

Así que, mediante una infinidad de bingos bailables, acompañados de la venta de comida y una motivación desinteresada de muchos de los habitantes de La Hondita se logró acumular la cifra de “1000 pesos” para la época, con lo que la acción comunal de la vereda pudo comprar el lote donde está ubicada actualmente a un Señor de nombre Abel Ochoa; se dio inicio así a la construcción de la Escuela Propia, con 4 salones, 1 cocina, 3 baños y una pequeña biblioteca.

La profesora Margarita, además del Señor Rodrigo Ruiz en la necesidad de conseguir más y más recursos necesarios para finalizar esta obra, lograron organizar de manera increíble para ese entonces la visita desde Bogotá del conocido programa Sábados Felices encabezados por su presentador Alfonzo Lizarazo quien por aquellos días lideraba una campaña llamada” lleva una escuelita en tu corazón”. Fue un día inolvidable y lleno de risas para todos los habitantes de La Hondita, con presentaciones de todos los integrantes del elenco y un partido de futbol contra ellos, eventos que permitieron adquirir los recursos con los que se terminó esta importante construcción.

Fue hasta el año 1992 cuando ya contaba con quinto grado de primaria y se pudo graduar a la primera generación de niños con destino al bachillerato. Han pasado por las aulas aproximadamente 20 profesores en los años que el plantel lleva en funcionamiento, además de 478 estudiantes que han terminaron la primera y más importante parte de sus estudios allí.

Para el año 2018 la señora Silvia Calle, logro que la alcaldía del municipio construyera el segundo y tercer piso de este lugar, incluyendo una sala de cómputo para los alumnos;

las instalaciones se usan también para que adultos validen su bachillerato, realizar cursos y demás actividades brindadas por la acción comunal de la vereda.

Hoy en día (2019) la mayoría de habitantes de la Hondita tienen un cariño especial por su “escuelita” que sirve no solo para que los pequeños tomen sus clases sino además como placa polideportiva para jóvenes y adultos, lugar de actividades para la tercera edad, centro cultural para el grupo de danzas de la vereda. Además de sitio de reuniones importantes de todo tipo, lo que muestra la importancia de haber llevado a cabo esta idea que surgió accidentalmente pero que contribuyó a que se creara esta escuelita a la que sus habitantes llevan en su corazón.