El Gerente de Devimed Germán Vélez, anunció que tienen listos los diseños para ampliar a doble calzada la vía a Llanogrande, desde el intercambio de Jumbo hasta la T de la carretera al Aeropuerto José María Córdova, pero en ambos casos no se pueden iniciar las obras porque no se dispone de las fajas de terreno necesarias, las cuales deben ser entregadas a la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, por la Administración de Rionegro.

“Tenemos los diseños de la doble calzada Rionegro – La Ceja para entregársela a la ANI para que la incluya dentro de las prioridades, pero es necesario que los Municipios confirmen que tienen los predios listos para hacer las obras”, expresó el empresario, explicando que las Administraciones deben entregar la faja predial sin afectaciones de redes de servicios públicos ni de otra índole, para poder iniciar las obras y por lo tanto corresponde al Municipio recuperar los espacios públicos y zonas de retiro que se han dejado invadir por particulares, o porque se han dado licencias de construcción sin respetar esos retiros. En conclusión, “La solución la tiene Rionegro más que Devimed”.

El Gerente se refirió a otros temas como el de la vía a La Ceja, a la entrada al Centro Comercial Viva, en donde se han presentado varios accidentes y anunció que en el segundo semestre de este año se va a construir en esa intersección una especie de retorno para prevenir accidentes, más grande que el que se hizo a la entrada de El Canadá para ingresar a El Carmen de Viboral, trabajos que se coordinan con la Administración de La Ceja.

En la autopista Medellín – Bogotá, a la altura del Kilómetro 14 + 350, se trabaja en la solución definitiva, ya se hicieron los muros de contención, ya se colocó la base para comenzar a pavimentar y se empieza a construir el terraplén de desvío que quedará más elevado que el actual y por donde pasan los carros ahora se va a terminar de construir un terraplén de contención para prevenir la caída de rocas, obras que se retrasaron porque un juez dictó medida cautelar de suspender los trabajos y entonces se perdieron casi seis meses, se debió haber terminado en diciembre cuando había verano y no ahora que se debe esperar a que el invierno de una tregua para terminar la obra y pavimentar.