En el municipio de Marinilla existen postes de las redes de servicios públicos que impiden la movilidad de las personas en condición de discapacidad, especialmente uno ubicado en la Panadería Delicias, que no solo obstaculizan a los discapacitados, sino también a los peatones en general, poniendo en riesgo la vida de las personas que tienen que utilizar la vía vehicular.

Según expresa Rubén Vásquez Vallejo, persona con movilidad limitada, la situación ha sido puesta en conocimiento de la Administración y de EPM, Empresa encargada del servicio de energía, para que se estudie la posibilidad de reubicar los postes que impiden el libre tránsito de las personas por las aceras, pero solo han recibido como respuesta que los técnicos estudiarán los casos denunciados, sin tomar ninguna medida.

Dentro de las acciones que adelantan los líderes de los discapacitados encabezados por Vásquez Vallejo para que se facilite a las personas con limitaciones el acceso a lugares públicos, como lo dispone la ley, han solicitado a la Secretaría de Planeación de Marinilla que se construyan rampas para acceder a varios espacios públicos como son el Teatro Simona Duque, la Casa de la Cultura y la sede principal de la Administración. El Secretario de Planeación ha sido receptivo y ha anunciado que se intervendrán esos sitios para facilitar el acceso de las personas con movilidad limitada y se espera que en poco tiempo se instale en la parte interior del Palacio municipal un ascensor.

Vásquez Vallejo destacó la buena voluntad y la disposición de los funcionarios de la Secretaría de Planeación para estudiar soluciones a los casos denunciados por los líderes de las personas con capacidades diversas.

Se calcula que en Marinilla viven entre 2.000 y 2.500 personas con limitaciones, tanto físicas como cognitivas y visuales.