La Administración de Rionegro invertirá durante el cuatrienio 50.000 millones de pesos en la Primera Infancia a través de una estrategia seria, rigurosa, contundente, que permitirá priorizar un sector poblacional en el Plan de Desarrollo y en las inversiones del Municipio, en donde se involucra la construcción de Centros de Desarrollo Infantil, capacitación y cualificación del personal que está al cuidado de los niños, atención a las madres gestantes, que de 1.500 que hay cada año en Rionegro, menos del 10% son atendidas, involucra también la nutrición porque de cero a cinco años los niños tienen problemas de talla y peso, lo cual es más grave que lo que registra el país en su media nacional.

El anuncio fue hecho por la Primera Dama Susana Ochoa Henao durante el acto de lanzamiento del programa “Cinco Pasitos”, indicando que todo este componente de inversión social que están adelantando va a permitir que del 20% de los 12.000 menores existentes que se están atendiendo, se pase al 80%, lo que va a ser muy satisfactorio y sobre todo muy importante para Rionegro.

Precisó la señora Ochoa Henao que van a ser atendidos integralmente 8.000 niños, a través de un trabajo articulado que se hace con las distintas Secretarías y con el IMER.

Con relación a la infraestructura para la atención a los niños menores de cinco años, la Primera Dama dijo que hay 82 sitios en donde hoy funcionan los Centros de Desarrollo Infantil, de los cuales apenas tres son del Municipio y de los tres solo dos son dignos, que son los de los barrios El Lago y el Centro Amor y Vida del Alto del Medio. “Vamos a hacer una gran inversión en infraestructura. Este año se invertirán 5.000 millones de pesos, pero en el cuatrienio serán 20.000 millones invertidos en infraestructura para atender a nuestros niños. Vamos a priorizar muchas cosas. Como también habrá una gran inversión en infraestructura educativa, muchas escuelas que se desocuparán las vamos a convertir en Centros de Desarrollo Infantil”, manifestó la Gestora Social.

Destacó que estas inversiones tienen un gran impacto porque cada peso que se invierta en los niños, más rédito tiene hacia el futuro y no solo se beneficia a los infantes, sino también a las mamás y a sus familias.

 Susana Ochoa Henao