Del corazón joven del municipio de Rionegro nació hace ya un año la Casa de la Juventud, CAJU, un espacio ubicado en el Centro Comercial Córdoba. Los procesos artísticos y culturales que se desarrollan en la sede de CAJU no solo permiten a los jóvenes expresarse, sino que, además, les ayuda y empodera para realizar sus sueños y llevar a cabo sus proyectos.

La Casa de la Juventud permite el encuentro y la organización necesaria para alcanzar objetivos, para la transformación y la construcción de ciudad, “de una donde los jóvenes sean tomados en cuenta en las decisiones, donde encuentren alternativas reales para pensar en comunidad”, dicen desde la Caju. “El cambio de Rionegro como ciudad los reclama y necesita de su energía, su inteligencia, sus ganas, para contribuir a solucionar los problemas y en la que sea posible estudiar, trabajar, recrearse y vivir”, agregan.

Por eso en este espacio encuentran una variada agenda que va desde clases de manualidades, guitarra, caricatura, pintura, robótica, freestyle, break dance, así como cine foros, club de ajedrez, graficación 3D y fotografía, hasta talleres de huertas urbanas, barismo, vinos, cervezas y cocina orgánica. Además, mensualmente se lleva a cabo un evento que puede ser de enfoque recreativo o académico.

Es importante resaltar que a la par de estos procesos culturales también “se forman líderes que asumen responsabilidades y visionan en términos personales, y de la Casa de la Juventud como equipo, la ciudad de todos”, conciben desde este colectivo juvenil. La invitación es a todos los rionegreros y orientales para que conozcan la fuerza de los jóvenes a través de la Casa de la Juventud, “que es de todos y para todos”.