En operativo realizado por la Policía Nacional, se logróla incautación de cerca de 1500 botellas de aguardiente y ron de diferentes presentaciones (garrafa, litro, botella y media) que se encontraban en una fábrica clandestina, ubicada en el barrio El Hoyo de Rionegro, en la cual también se hallaron sellos, tapas, alcohol y máquinas para realizar el cierre de los envases con licor adulterado.

Durante el allanamiento fue capturado un hombre que ya se encuentra a disposición de la Fiscalía y se estableció que el valor comercial de la incautación es de 80 millones de pesos aproximadamente.

El Secretario de Gobierno de Rionegro, Gregorio Orjuela Pérez, destacó la acción de la Policía e hizo un llamado a la comunidad para que compre licor solo en lugares autorizados, destruya las etiquetas del mismo, revise que los sellos de seguridad se encuentren en perfecto estado y que el líquido no presente residuos.