En 1972 llegaron los primeros pobladores del barrio El Porvenir en Rionegro, una
urbanización construida por el Instituto de Crédito Territorial, cuya primera etapa
fue inaugurada por el entonces Presidente Misael Pastrana Borrero.

Y dentro de esos primeros habitantes estaba don Rafael Echeverri, un hombre
hacendoso que había llegado del campo en busca de mejores oportunidades para
su familia y aunque eran pocas las personas que había en el barrio, pues a
muchos rionegreros no les llamaba mucho la atención porque consideraban que
estaba muy lejos del parque, rápidamente fueron aumentado los habitantes y fue
cuando don Rafael utilizó la sala de su casa para montar el Granero Mi Rafa, que
era el único en esa primera etapa de El Porvenir.

Como no había más, don Rafa fue también de los primeros en conseguir permiso
oficial del municipio para vender licor “en forma moderada”, de manera que el
granero ya era Tienda Mixta, como se calificaba a los negocios que podían vender
licor con el debido permiso, para que la Policía no los hiciera cerrar.

El Granero Mi Rafa nació con el barrio El Porvenir y así sigue creciendo. Tras la
muerte de don Rafael hace unos 25 años, su esposa Anita se encargó del
negocio, ayudaba a veces por su hijo Arturo, quien trabajaba en la fábrica de
Coltejer. Doña Anita ya conocía el negocio, pues se encargaba de llevar las
cuentas, especialmente cuando su esposo le fiaba trago a los clientes. Cuando se
iban a retirar, ella les mostraba el cuaderno para que recordaran cuánto quedaban
debiendo.

Doña Anita también murió y su hijo Arturo cogió el negocio hasta mediados del
año 2020, cuando todo lo cerraron para prevenir contagios con el coronavirus y
por eso prefirió ceder el granero que desde entonces está en manos de don
Nicolás López, una persona con bastante experiencia en los negocios, que lo
mantiene bien surtido. Allí se encuentra de todo: víveres, dulces, mecato, revuelto,
pollo, carnes frías, en fin, pida lo que no vea.

Son establecimientos que no pueden faltar en los barrios, a pesar de los
numerosos supermercados que hay en El Porvenir y por eso el Granero Mi Rafa
seguirá creciendo como la tienda de mi barrio.