En acto especial al que asistió el Gobernador Luis Pérez Gutiérrez, se unieron los dos frentes de excavación del denominado “Túnel Seminario”, que es uno de los dos túneles de la conexión Aburrá – Oriente , y si bien es el túnel más corto del proyecto, por sus condiciones de geología, cercanía a la superficie y proximidad a las emblemáticas y patrimoniales construcciones del Seminario Conciliar de Medellín, para los ingenieros del proyecto ha sido un reto constante lograr su excavación sin contratiempos.

A este túnel se accederá desde la doble calzada Las Palmas a través del intercambio vial a desnivel en Baltimore, 1300 metros arriba del Country Club. Cuenta con una longitud de 786 metros, altura libre de transito de 5 metros, ancho de excavación de 10.7 m que permitirá la distribución de dos carriles vehiculares, bermas y andenes peatonales, para una sección total de 86 m2.

Este tramo requirió la remoción de cerca de 70.000 m3 de suelo y roca. Al entrar en servicio en diciembre de 2018, estará dotado, al igual que el túnel de Santa Elena, con todos los sistemas de ventilación, iluminación, contraincendios, señalización y control, que permitirá su operación con altos estándares de seguridad.

El proyecto en su totalidad está valorado en 921 mil millones de pesos, genera más de 1.300 empleos mensuales y está prevista su puesta en operación el 31 de diciembre de 2018.