Cornare se prepara para afrontar la segunda temporada de lluvias del año con su plan de contingencia, pues según los análisis del IDEAM, la presencia de fenómenos meteorológicos como ondas y ciclones tropicales incidirán en las lluvias que se prevén con mayor intensidad en octubre y noviembre, meses en los que se presenta el pico máximo de precipitación.

“Hay una alta incidencia de vulnerabilidad climática en el comportamiento estacional del clima, las temporadas se entremezclan mucho y están cursadas porque son más extremas, entonces hay aguaceros más intensos, fríos más intensos o calores más fuertes”, explicó la Jefe de la Oficina de Ordenamiento Ambiental del Territorio y Gestión del Riesgo de Cornare, Diana Henao García.

En los municipios de Sonsón, parte baja, Marinilla, El Santuario, San Roque, Santo Domingo y el tramo de cabecera en San Vicente, se han reportado inundaciones, y por movimientos en masa se han presentado dificultades en los municipios de Nariño, Argelia, Sonsón, El Carmen de Viboral, Rionegro, Guarne, El Santuario, Granada, San Carlos, San Rafael, Santo Domingo, San Roque y Abejorral.

Para ello, la Corporación establece las directrices a escala regional y en materia ambiental para desarrollar las actividades de prevención, mitigación

y atención frente a la ocurrencia del Fenómeno de La Niña en la región Cornare.