El municipio de San Carlos registró uno de los índices más altos a nivel nacional en materia de desaparición forzada, minas y desplazamiento; por esta razón, los miembros de esta comunidad decidieron años atrás dejarlo todo y salir huyendo de sus fincas cafeteras. Durante el tiempo de su ausencia, los cultivos sufrieron el paso del tiempo, hasta ahora, cuando el voluntariado de la Asociación Nacional de Industriales, ANDI, se constituyó en el movimiento “Vamos Colombia”, financiado por Usaid y llegó a la vereda Santa Rita de esta localidad del Oriente para intervenir en la reconstrucción del tejido social, poniéndose a los pies de los campesinos y experimentando las vivencias del día a día para recuperar sus casas y sus fincas.

Dentro de las obras que se realizaron está la construcción de un nuevo centro comunitario, el mejoramiento y adecuación del parque infantil y la escuela, con una nueva biblioteca, creación de una huerta comunitaria con invernadero y producción de materia orgánica y reforestación del área para ayudar a disminuir la erosión de los terrenos y generar un mejor ambiente.

Esta intervención permite que tanto la comunidad sancarlitana como los voluntarios provenientes de diferentes ciudades del país, trabajen por un propósito común: el retorno de las familias que años atrás huyeron de este territorio dejando atrás sus cultivos y sus casas. “Hay que dejar atrás los temores y el miedo, esto ya es historia, hay que voltear la página y seguir adelante. El desplazamiento nos dejó muchas enseñanzas y los tropiezos nos hicieron más fuertes. Retornar a estas tierras es de valientes y contar con el apoyo de la empresa privada nos da la esperanza para seguir adelante”, expresó Nancy Giraldo, líder de la comunidad de Santa Rita.

De este movimiento social de los industriales hacen parte importantes empresas como la Federación Nacional de Cafeteros, Pavco, Nutresa, Telefónica, CEMEX, General Motors- Fundación Chevrolet, Grupo Sura, Argos, Coca-Cola/Femsa, DirectTV, Bavaria, Comfama, Procafecol, Fundación Bolívar, Davivienda, Bancolombia, Avianca, Alquería, Corona, Invesa, Bayer, Quifarma y ASD, las cuales trabajan con el apoyo del Ejército Nacional, las autoridades municipales, organizaciones locales, la Agencia de Renovación Territorial y la Agencia Colombiana para la Reintegración –ACR.