Con la entrega del pago a 225 familias del Oriente antioqueño socias de Banco2 y que le apuestan a la conservación del medioambiente, el sector le recordó al país los impactos positivos que se han logrado gracias a la paz, especialmente con las comunidades del área de influencia del Páramo de Sonsón que sufrieron la violencia, fueron desplazadas y ahora en el posconflicto están retornando a sus tierras para aportar a la recuperación ambiental de los ecosistemas.

“Estamos construyendo paz real, con base en lo ambiental. El país debe valorar todos estos esfuerzos y agradecemos al Oriente antioqueño por mostrarle al país la senda que tenemos que seguir en la protección ambiental”, dijo el Ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo Urrutia, en la jornada de Ambiente y Paz que se realizó en el municipio de Sonsón, junto con el Director de Cornare, Carlos Mario Zuluaga Gómez, donde visibilizaron las estrategias integrales que el Ministerio de Ambiente y Cornare han proporcionado a las familias campesinas de esta región.

“Hoy gran parte de las personas que habitan estos páramos reciben Pago por Servicios Ambientales. Debemos empezar a proteger a los dueños de los bosques, a nuestros campesinos que históricamente han habitado allí”, afirmó Zuluaga Gómez, al referirse a la iniciativa impulsada desde el Ministerio de Ambiente y que el Oriente antioqueño convirtió en BanCO2, mejorando la calidad de vida de 250 familias de Sonsón, Argelia, Nariño y Abejorral, que reciben una compensación mensual por sus servicios ambientales