Conscientes de que la mejor manera de optimizar el tiempo y los recursos del programa que empezaron a implementar desde 2015 e irá hasta octubre de 2018 era partiendo de una visión sobre el fenómeno de empleo en Urabá, los responsables del convenio de cooperación internacional de la Unión Europea y la Gobernación de Antioquia adelantaron un estudio de Tendencias Ocupacionales de Corto y Mediano Plazo para la región.20160927_110311 (1)

El Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia (CTA) fue la entidad encargada de realizar la investigación que duró cerca de cinco meses y se elaboró, según Andrea Guzmán, coordinadora del estudio, con tres rondas tipo Delphi que fundamentaron las previsiones sobre la economía de la zona a través de la opinión de 100 expertos en diferentes áreas.

El estudio, que fue socializado en la última reunión de alcaldes que se llevó a cabo en Chigorodó el 27 de septiembre, definió cuatro contextos que sirven como especie de carta de navegación para los componentes que desarrolla el contrato de subvención que tiene de gerente a Luis Eduardo Cuervo Tafur.20160927_110823

Las particularidades y dinámicas que podrían marcar el desarrollo de la región son Urbanización-Industrialización-Puerto, Contexto Rural de Economía Campesina, Contexto Rural de Producción Empresarial y el Contexto de Turismo. Estos frentes serán determinantes para el desarrollo de la zona que tiene más de 600.000 habitantes y optimizan las acciones de Unión Europea y Gobernación de Antioquia que invierten 5,3 millones de euros para formar a la población con miras a la empleabilidad en los 11 municipios de Urabá.20160927_115916 (1)

Luis Eduardo Cuervo destacó los alcances de la investigación “porque nos invita a ofrecer programas pertinentes para la zona de tal manera que las empresas y grandes obras que se vienen ejecutando cuenten con una población capacitada según las necesidades laborales que vienen teniendo para que no se vean en la necesidad de buscar mano de obra en otras partes como ha ocurrido con otros proyectos en el país”.

El trabajo del CTA también se hace con la idea de potencializar los sectores de la economía de Urabá y pretende hacer evidente que las instituciones educativas de la región deben orientar más sus programas formativos hacia las verdaderas demandas empresariales, ya que es evidente el déficit de técnicas y tecnologías para responder a la oferta, mejorar la productividad, bajar el alto índice de empleo informal que caracteriza a la población y para reducir el desempleo que viene afectando a la comunidad de los 11 municipios en plena época de transformación.

Esto fue corroborado por el alcalde de Turbo, Alejandro Abuchar, quien destacó los alcances de la investigación, porque “nos marcará la ruta para el futuro y llevará a replantear otros programas formativos que ya no son pertinentes en la región, entre ellos el de enfermería”.

Algo similar cree el burgomaestre de Chigorodó, Daniel Álvarez. Luego de apreciar la presentación concluyó que “son importantes inversiones y estudios como los de Unión Europea y Gobernación de Antioquia, porque contribuirán en la formación para los grandes retos que vienen para la región de Urabá; además, es un campanazo de alerta para que los alcaldes empecemos a preparar el talento humano para los megaproyectos que llegan”.

Para ello será necesario, según las conclusiones del estudio de Tendencias Ocupacionales de Corto y Mediano Plazo para la región de Urabá, volver a pensar el sistema educativo que es muy académico, consolidar un sistema de formación profesional que incluya disciplinas portuarias y navieras, apostarle a un claro soporte científico para ciencias agropecuarias y agroindustriales con énfasis en cacao, frutales y palma, consolidar un sistema de emprendimiento que se incube en el sector empresarial y crear modelos viables de desarrollo del turismo.