CAMPAÑA POR LA SALUD VISUAL DE LA INFANCIA

CAMPAÑA POR LA SALUD VISUAL DE LA INFANCIA

Imagen 2 -CampañaEs importante que desde temprana edad se evalúe la salud visual de los niños, para evitar complicaciones y problemas de salud en un futuro. Los padres deben hacer conciencia que los niños no saben que ven mal; la mayoría de los padres parecen no saber la importancia de un examen visual especializado ya que el diagnóstico y tratamiento de un trastorno visual a corta edad da un resultado positivo para el niño. Bajo rendimiento escolar y problemas de aprendizaje son algunas de las complicaciones más frecuentes que conllevan las enfermedades visuales en los más pequeños.

Por eso, desde los seis meses de edad los padres pueden llevar al niño al optómetra, para que este descarte cualquier complicación en su salud visual. Pero, si incluso desde antes los padres notan anormalidades en la visión de sus hijos, es importante llevarlos al especialista lo más pronto posible, pues entre más pronto se detecte la enfermedad visual, mejor será su pronóstico.Imagen 3 Campaña

* A los 6 meses. Este examen controla en gran parte el funcionamiento básico y la estructura de los ojos, para asegurar que se estén desarrollando adecuadamente. También revisar que los ojos funcionen juntos de manera correcta. Verificar que no se presenten anomalías raras como cataratas y tumores que puedan perjudicar la visión.

* Entre los 2 y 3 años. El optómetra revisará si existen signos de problemas visuales del desarrollo, como ojo vago (Ambliopía), ojos desviados (estrabismo), miopía, hipermetropía y astigmatismo. Si encuentra alguno de estos problemas, inmediatamente se iniciará la terapia correspondiente.

* Control anual. Antes del ingreso al jardín y en adelante, cada año, el optómetra controlará el desarrollo normal de la visión, que culmina alrededor de los 10 años y recetará las gafas en caso de necesidad.

Los niños deber acudir al optómetra si:

* Después de los 3 meses de vida, no enfocan correctamente los objetos.

* Sus ojos no están alineados.

* Tienen el párpado caído.

* Existen antecedentes de problemas visuales en la familia.

* Los ojos del niño lagrimean demasiado.

Los niños en general deben hacerse un examen de los ojos si:

* Uno de los ojos está enrojecido, con o sin lagañas.

* Se ponen bizcos para leer o mirar cosas pequeñas.

* Se quejan de visión borrosa de lejos.

* Pestañean excesivamente.

* Sufren de dolores de cabeza o visión doble.

Si su hijo tiene seis meses de edad o tiene alguno de los síntomas antes mencionados, asista al optómetra quien realizará exámenes visuales especializados para niños.

· Miopía: Ver bien de cerca y mal de lejos. Es la enfermedad visual más común entre los niños. Pueden rascarse mucho los ojos tratando de enfocar objetos o personas que están lejos de él.

· Hipermetropía: Lo contrario a la miopía: es ver bien de lejos y mal de cerca. Los niños que padecen esta enfermedad pueden tener los ojos irritados y presentar dolores de cabeza frecuentes.

· Astigmatismo: El astigmatismo produce que las personas vean las imágenes deformadas. Puede producir mareos frecuentes, dolores de cabeza, dolor y picor en los ojos.

· Estrabismo: Ocurre cuando uno o ambos ojos se desvían hacia adentro o afuera. El alineamiento del ojo normalmente no es fijo al nacer, pero para los 4 meses de edad, los ojos deben estar rectos. Cualquier infante que continúe mostrando des alineamiento después de los cuatro meses de edad o un niño que más tarde adquiera el estrabismo debería tener un examen completo del ojo. El estrabismo no tratado puede producir ambliopía. y requiere tratamiento del especialista.

· Infecciones: Algunos recién nacidos pueden desarrollar conjuntivitis al pasar por el canal del nacimiento. Los bebés de mayor edad pueden desarrollar ésta infección del ojo, al ser expuestos a personas que la poseen. Los ojos infectados aparecen rojos, hinchados y tienen una descarga pegajosa.

¡CUIDADO! SU HIJO PUEDE ESTAR VIENDO SÓLO POR UN OJO

La Ambliopía (comúnmente llamada ojo perezoso o vago) es el término médico para la pérdida de la visión en un ojo aparentemente sano. Esto ocurre en los bebés y los niños si no hay un balance entre los ojos. En estos casos, el niño puede inconscientemente usar un ojo más que el otro. El ojo opuesto, perderá la visión debido a la falta de uso. Un ojo desbalanceado puede aparecer cuando hay catarata, estrabismo, ptosis (párpado caído), una herida del ojo o un

defecto refractivo que es más pronunciado en un ojo. La ambliopía usualmente no tiene síntomas y generalmente se le descubre en los exámenes de la visión para la escuela. Esto debe ser tratado por un optómetra antes de que el niño tenga de 6 a 10 años de edad, o la pérdida de la visión será permanente. El tratamiento le estimula al niño a usar el ojo perezoso, usando anteojos y/o usando un parche sobre el ojo “bueno.”

Las enfermedades oculares menos frecuentes en los niños pero de extrema importancia son:

· Conductos lagrimales obstruidos: Las lágrimas brotan desde dentro del ojo a través de un conducto. Algunos bebés nacen con éste conducto tapado, lo cual causa que las lágrimas se regresen y causen un exceso de flujo.

· Cataratas: Nubosidad en el cristalino que impide el paso de la luz. Si la catarata es severa, la pupila aparece blanca. Puede requerirse de una cirugía para remover la catarata.

· Ptosis: En algunos niños, el músculo que levanta el párpado superior, falla en su desarrollo apropiado en uno o ambos ojos. Este músculo se debilita, lo cual causa que el párpado superior cuelgue, a esto se le llama ptosis.

· Retinopatía de Prematuros: Si un bebé nace prematuramente, los vasos sanguíneos en el ojo que suplen la retina no están completamente desarrollados. Algunas veces estos vasos sanguíneos se desarrollan anormalmente y pueden dañar el interior del ojo.

· Desatención visual: Algunas veces, los infantes no comienzan a poner atención al estímulo visual hasta las 6 u 8 semanas de edad y esto es normal. Esto puede ser debido a un desarrollo demorado del sistema visual, pero puede ser un signo de enfermedad del ojo y puede resultar en una pérdida permanente o progresiva de la visión. Un examen visual completo debe ser hecho en bebés sí parece haber desatención visual después de los 3 meses de edad.

Recomendaciones Finales

* No auto medicar a los niños. Si constantemente se queja de dolores o problemas en sus ojos, llevarlo al especialista de salud visual.

* Seguir el tratamiento médico según indique el especialista. Se debe ser responsable con la salud de los niños.

* La prevención es fundamental para evitar problemas en la salud visual a cualquier edad. Por eso, llevar a los niños a los controles que sean necesarios con el optómetra para preservar su salud visual y su calidad de vida.

 

Related posts