Hace unos días, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), emitió Alerta Sanitaria en la que ordena el retiro del mercado de medicamentos orales que contengan Ranitidina, ya que encontraron impureza de la nitrosamina conocida como N-nitrosodimetilamina (NDMA), la cual causa agentes cancerígenos en los seres humanos.

Además, se ordenó la suspensión, distribución y venta de nuevos lotes de medicamentos por vía oral que contengan Ranitidina hasta que los titulares de los registros sanitarios lleven a cabo los análisis de riesgo y realicen las pruebas de control de calidad en el producto terminado para determinar que estos medicamentos son seguros.

El retiro de este medicamento no aplicará en aquellos que son inyectables, ya que son esenciales en algunas indicaciones terapeutas, pero el Invima hace un llamado para que se implementen otras alternativas en los pacientes. Así mismo, las personas que consumen este médicamente deberán acudir a su médico para solicitar, también, una alternativa como tratamiento.