Quién no quiere ser admirada por unas piernas espectaculares, que pare literalmente el tráfico a su paso y aunque algunas tuvieron la suerte de que la naturaleza se portó generosa dotándoles de unas bellas piernas, el resto de las mortales no deben renunciar a tener unas piernas espectaculares, porque pueden aprovechar algunos trucos de belleza para tener unas bellas piernas, sin pensar en pasar por el bisturí.

Para conservar piernas bellas, además de hidratarlas, recuerda que el ejercicio siempre es beneficioso y conseguirá que tus piernas luzcan moldeadas y tonificadas. Si no quieres ir al gimnasio, cambia el ascensor por las escaleras.

No hay peor enemigo de unas piernas bellas que estar sin depilar y tener la piel reseca. Por ello, no te olvides nunca del depilado, eligiendo el método de depilación que más fácil te resulte, el que te haga sentir cómoda y no dañe tu piel. Después hidrata, hidrata tus piernas siempre. No te vistas ni aunque vayas en pantalones, sin darles una capa humectante, se verán estupendas.

De otro lado, nadie dijo que debes confinarte en unos pantalones si quieres lucirte con una minifalda. Si la apariencia de tus piernas por culpa de cicatrices o ligeras imperfecciones no te dejan sentir cómoda, opta por llevar unas medias oscuras, las hay muy sexy y no te olvides que bellas o no, no hay como las medias para hacer lucir las piernas. Si deseas un cambio total, hay tratamientos dermatológicos accesibles y rápidos que te ayudarán con manchas o cicatrices.

Para que tus piernas sean tan bellas como se ven, al tacto, usa una mascarilla que las mantendrá humectadas y que le dará a la piel de las mismas una apariencia saludable y una tonalidad pareja a su piel. Aplícala una vez por semana, te puede servir la mezcla hecha de yogurt natural y un poco de papaya mezclados en la batidora o licuadora. Déjala estar durante media hora y luego lava con abundante agua.

Pero antes, exfolia, pues la piel de las piernas también se reseca por las células muertas. Aplica un poco de yugurt con azúcar antes de la mascarilla de yugurt y papaya y limpia con una mota de algodón con agua fría, para luego aplicar la mascarilla.

Ejercicios sencillos pueden hacer mucho por tus piernas: tonificarlas y mantenerlas firmes, ejercitándolas con constancia. Salta mientras estás en casa unos cinco minutos diariamente, corre o trota al menos media hora cada día, camina siempre que puedas, monta en bicicleta, sube siempre por escaleras y practica ejercicios aeróbicos. Si vas a la playa camina mucho por la arena.