Optimiza el aseo de tu hogar con estos elementos.

Por Frenschesca Polanco

Más que una tendencia actual, usar productos eco amigables o sustentables, se ha vuelto una necesidad en una sociedad que cada día viene tomando más conciencia, con respecto a las consecuencias que atraviesa el planeta por la contaminación que generan las actividades diarias del ser humano.

Es por ello que la rutina de limpieza del hogar está cambiando. Cada vez es menos común que en los hogares existan cantidades de productos limpiadores y desinfectantes, cada uno con un propósito distinto y que van restando al planeta y al bolsillo.

El mercado está siendo inundado de marcas y productos eco amigables que prometen ayudar a reducir la huella de carbono, la generación de residuos sólidos y optimizar el consumo de energía.

A pesar de la diversa oferta en esta materia, hoy traemos para ti estos tips que te permitirán tener tu hogar limpio con productos que de seguro ya tienes, que no representan ningún riesgo para el planeta, y que además te garantizan un excelente resultado.

Crea tu propio limpiador multiusos:

  1. Mezcla 2 partes de vinagre
  2. 1 parte de agua
  3. 4-5 gotas de limón fresco o un aceite esencial ( el árbol de té es un buen desinfectante)
  4. Rellena una botella de vidrio con atomizador o reutiliza una botella de plástico

Este limpiador es eficaz para limpiar superficies como porcelana y azulejos de cerámica, cobre, latón y peltre. Para desinfectar los electrodomésticos, accesorios de la ducha, ventanas, vidrios, espejos, contenedores de basura. Se puede usar para vinilo u otros materiales sintéticos. Puede que en ocasiones necesites de la ayuda de un cepillo de cerdas naturales para lograr resultados óptimos.

No recomendamos su uso en Piedras naturales (granito, mármol), Madera o Acero inoxidable (cuchillos, ollas) porque contiene vinagre.

Utiliza el jugo de limón y sus cáscaras:

Los limones y sus cáscaras son otro gran ácido para la limpieza. El jugo de limón es perfecto para limpiar carnes y verduras, pero también el óxido de los utensilios de cocina, el microondas, la tabla de cortar e incluso pulir ollas de cobre.

Bicarbonato, otro gran aliado de la limpieza natural:

Tiene un sin fin de propósitos y en combinación con el vinagre sirve para limpiar todas las superficies de nuestro baño. Para ello debes cubrir el suelo de la ducha con bicarbonato de sodio y rociar con vinagre, también podemos humedecer la bañera y comenzar a trabajar en esas manchas de agua, de cal o sarro tallando con un cepillo o esponja de fibras naturales.

Para desatascar los desagües, coloca 1 parte de vinagre, 1 parte de bicarbonato de sodio y espera a que el burbujeo disminuya. (Puede tomar de 15 a 30 minutos). Pon a hervir una olla llena de agua y viértelo todo por el desagüe. Prueba tu grifo. Si el agua aún no baja o baja lentamente, repite el proceso hasta que se desbloquee.

Fabrica tus propias “bombas” para desinfectar el WC:

Las elaboramos juntando en un recipiente 125 gr de ácido cítrico y 125 gr de bicarbonato con una cucharadita de agua mineral y unas 7 gotas de un aceite esencial que nos guste, por ejemplo, árbol de té.

  1. Se mezcla con las manos para que quede algo compacto y se van colocando porciones en moldes de hielos grandes o repostería, del tamaño de magdalenas o similar.
  2. Se deja reposar toda la noche para que compacte y ya se pueden desmoldar y guardar en un envase de cristal o donde se quiera.
  3. Se echa una o dos bombas en el inodoro y se frota con la escobilla de cerdas naturales.