La depresión es un trastorno frecuente del estado de ánimo que causa síntomas de angustia que afectan a nuestros sentimientos pensamientos y actividades diarias como dormir, comer o trabajar.

 

Los síntomas deben estar presentes la mayor parte del día, casi todos los días y persistir durante dos semanas como mínimo.

 

Se presenta en varios aspectos de nuestra vida no solo en nuestro estado de ánimo, también en nuestra motivación y conducta, forma de pensar, estado físico o relaciones interpersonales.

 

Se estima que afecta a un 3,8% de la población, incluidos un 5% de los adultos y un 5,7% de los adultos de más de 60 años. A escala mundial, aproximadamente 280 millones de personas tienen depresión. La depresión es distinta de las variaciones habituales del estado de ánimo y de las respuestas emocionales breves a los problemas de la vida cotidiana. Puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es recurrente y de intensidad moderada a grave.

 

Como tratar la depresión:

Es fundamental romper el tabú en caso de sentir que se tiene este trastorno es recomendable acudir a personas cercanas de confianza, buscar ayuda a un médico o terapeuta para combatir dicha enfermedad, que aunque muchos no deciden contar que tienen algún problema es más común de lo que se muestra. Curar la depresión es posible o mejorar el pronóstico y reducir las probabilidades de que la depresión se cronifique.