Además de ser un instrumento para que las celebridades y personalidades en diversos campos aumenten su influencia en la sociedad. O simplemente una forma de dar voz a muchos millones de personas que en esos 140 caracteres ven la posibilidad de expresarse y hacer parte de un mundo interconectado. No importa si los siguen unos pocos o millones.

Por su influencia y penetración, es importante medirse y saber qué decir y cómo decirlo, cuando de expresar una idea con trinos se trata.

LA PRIVACIDAD

De acuerdo con el periodista y líder de la Brigada Digital en Colombia, Víctor Solano, existen algunos temas y algunos elementos de la vida de los usuarios de esta red que en lo posible es mejor no publicar, o de hacerlo, con una clara evaluación de sus consecuencias.

AMOR FILIAL

Por más que quiera a sus hijos, y esté muy orgulloso de ellos y de los logros que alcanzan, tampoco es recomendable publicar sus fotos. Una medida de seguridad y tranquilidad para la familia que es especialmente útil, cuando en las imágenes pueden aparecer, por ejemplo, con distintivos como el uniforme de colegio.

TEMAS POLÉMICOS

Política, religión y sexo; tres temas que siempre suscitan debate, y que, por ejemplo – dicen- no deben llevarse a a la mesa.

EL TRABAJO

Usar una red social como Twitter para publicar temas relacionados con el trabajo no es malo. Sin embargo el usuario tiene que tener muy claras las políticas de su empresa sobre lo que puede publicar o no.