Muchos podrían pensar que las redes sociales son dominio exclusivo de la generación más joven. Sin embargo, muchos son los adultos mayores que las han adoptado con entusiasmo para mantenerse al día, así como para relacionarse con sus conocidos y familiares más jóvenes. Skype y Facebook ya no les asusta, todo lo contrario, se han convertido en una salida emocional saludable y la información sobre sus beneficios se ha extendido como la pólvora entre la comunidad más mayor.

El uso de las redes sociales puede ser muy beneficioso para las personas mayores que saben cómo usarlas. Aunque aprender algo nuevo a menudo puede ser un desafío, algunos de los beneficios del uso de las redes sociales en personas mayores incluyen la mejora de las capacidades cognitivas, la disminución de los sentimientos de soledad y lo obvio, una fuente de entretenimiento.

Aprender una nueva habilidad puede ser un reto intelectual, por lo que no sorprende que un estudio haya descubierto que las redes sociales realmente mejoran la salud de las personas mayores. Por ejemplo, durante un período de dos años, 120 personas de 65 años o más en el Reino Unido e Italia recibieron entrenamiento informático especialmente diseñado para ellos y se compararon con un grupo de control que no recibió ninguno. Entre los que utilizaron estas herramientas, la capacidad mental y física mejoró en comparación con un descenso constante experimentado en el grupo de control. Una mujer reportó sentirse “fortalecida” en lugar de “moverse a un ritmo más lento” y preocuparse más por su apariencia y perder peso.

Las personas mayores utilizan las redes sociales para conectarse con viejos amigos, mantenerse en contacto con sus hijos y nietos e incluso conocer nuevas personas. Hay muchos beneficios en las relaciones entre abuelos y nietos, y ¿qué mejor manera de conectarse con las generaciones más jóvenes que comunicarse con ellas en línea como lo están haciendo en estos días?

Aunque no es su forma tradicional de comunicación, como pasar por la casa de alguien para saludar o hacer una llamada telefónica, el uso de las redes sociales en realidad ayuda a disminuir la sensación de soledad que a menudo afecta a las personas en su vejez.